Despliega el menú
Huesca

Huesca

El albergue y el comedor social cierran un mes por obras de mejora y mantenimiento

Los usuarios de estos servicios municipales recibirán diferentes ayudas mientras se desarrollan los trabajos, desde el 14 de octubre al 15 de noviembre. 

la obra social de ibercaja entrega dinero al albergue municipal de huesca /Javier Blasco/ 2-11-12
Zona de dormitorio en el albergue de transeúntes de Huesca.
Javier Blasco

El Ayuntamiento de Huesca va a acometer obras de mejora y trabajos de mantenimiento sanitario en el albergue de transeúntes municipal y en el comedor social, ambos en el mismo edificio. Estos servicios permanecerán cerrados desde el 14 de octubre y hasta el 15 de noviembre. 

La concejalía de Derechos Sociales se ha puesto en contacto con localidades cercanas, entidades sociales y servicios sociales de la provincia para que puedan acoger y ayudar a las personas usuarias de estos servicios durante este mes. 

Además, a los transeúntes que lleguen a Huesca entre el 14 de octubre y el 15 de noviembre se les ofrecerá manutención y una ayuda de transporte. Por su parte, los usuarios del comedor que residen en Huesca contarán con una aportación económica de urgencia.

La concejala de Derechos Sociales, Rosa Serrano, ha incidido en que durante el mes en el cual se desarrollarán los trabajos, el Ayuntamiento "seguirá estando al lado de las personas que más lo necesitan, no vamos a dejar a nadie en la calle ni sin comer". "Estaremos muy pendientes de las necesidades de los usuarios de ambos servicios, que mejorarán gracias a los trabajos de mejora que se van a acometer" ha añadido.

En 2018, el albergue registró cerca de 5.700 usos por parte de más de 1.500 personas. Diariamente, en este espacio duermen una media de 20 personas y el comedor registra una media de 30 usuarios al día. Este último servicio no solo es utilizado por los transeúntes, ya que él acuden también personas residentes en la ciudad. 

Muchos de los usuarios del albergue llegan allí desde Cáritas Diocesana, donde se ha recibido una notificación del inicio de las obras y del cierre del servicio durante un mes. Desde esta organización han declinado valorar la situación que puede originarse durante este tiempo, ya que han solicitado una reunión con el alcalde, Luis Felipe, y la concejala de Derechos Sociales para conocer todos los detalles. 

Un refugio nuevo

El anuncio de las obras en este refugio se ha hecho unos días después de que el grupo de Con Huesca-Podemos-Equo preguntase en el pleno municipal por la situación del albergue, señalando sus deficiencias y problemas. La portavoz de esta formación, Pilar Novales, se interesó también por la partida de 35.000 euros reservada en los presupuestos del Ayuntamiento de Huesca para 2019 que estaba destinada a la redacción de un proyecto para construir o habilitar un nuevo servicio de acogida para transeúntes.  

Etiquetas
Comentarios