Despliega el menú
Huesca

día de las personas mayores

Los pensionistas salen a la calle en Huesca contra el empobrecimiento del colectivo

Una de cada cinco personas en la comunidad tiene más de 65 años.

Los responsables de las federaciones de pensionistas de UGT y CC. OO. frente a la pancarta en los Porches de Galicia de Huesca.
Los responsables de las federaciones regionales de pensionistas de UGT y CC. OO. delante de la pancarta en los Porches de Galicia de Huesca.
Rafael Gobantes

Los pensionistas han vuelto a dejar oír su voz. Con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores, y en puertas de unas nuevas elecciones generales, los sindicatos UGT y CC. OO. iniciaron una campaña que este lunes ha recalado en Huesca, con la convocatoria de una concentración en los Porches de Galicia de Huesca en la que han repartido octavillas y desplegado una pancarta que clama por la defensa de las pensiones.    

El secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de Comisiones Obreras en Aragón, Manuel Martín, ha recordado las reivindicaciones de los mayores, que pasan en primer lugar por la revalorización de las pensiones. Piden la derogación de la reforma laboral de 2013 y  demandan a los políticos y a los agentes sociales acuerdos "que creen las condiciones legales para hacer sostenible el sistema de pensiones".  

Pero no es su única inquietud. Los pensionistas critican la privatización de las residencias. "A gran parte de la población no le va a llegar con su pensión o con su patrimonio para poder pagar la residencia. No pueden ser un negocio", ha declarado. Junto a este problema está la pobreza energética, "porque cada vez hay más mayores que no pueden  pagar el recibo de la luz y están pasando frío en invierno"; o la soledad, "un asunto que está emergiendo".

El 21% de la población aragonesa es mayor de 65 años, un porcentaje que se incrementa en Huesca y Teruel, y la edad media de la Comunidad es de 44,7 años. Con estos datos, ha explicado Tomás Yago, secretario general de la Unión de Jubilados de UGT Aragón, hay que pararse a pensar en los problemas del colectivo. Los pensionistas piden un contrato social basado en la reducción de las desigualdades, la lucha contra la pobreza, la seguridad económica y los servicios públicos. 

El 12,8% de los pensionistas están por debajo del umbral de la pobreza y 6.344.000 en España cobran menos de 1.000 euros. En el caso de Aragón, son 184.540 sobre 304.000. Además, en el 20% de los hogares las pensiones son el único sustento. 

Con este panorama, Tomás Yago ha pedido revertir los copagos sanitarios y reforzar el sistema público de pensiones, garantizando el poder adquisitivo, así como corregir el desequilibrio en las cuentas de la Seguridad Social. Sin olvidar la necesidad de atender a los dependientes, y hacerlo sin largas esperas y con recursos suficientes. 

Etiquetas
Comentarios