Despliega el menú
Huesca

huesca

"Queremos inspirar a muchas niñas para que sean guardias civiles como nosotras"

Diez mujeres de diferentes especialidades de la Guardia Civil han participado este viernes en Huesca en una jornada de la Fundación Inspiring Girls con el objetivo de despertar vocaciones entre las más jóvenes.

La teniente María Isabel García (Seprona), la sargento María Ángeles Santiago (Tráfico) y la guardia Mariona Aubert (Montaña) han sido tres de las diez voluntarias que han participado en la actividad de la Fundación Inspiring Girls.
La teniente María Isabel García (Seprona), la sargento María Ángeles Santiago (Tráfico) y la guardia Mariona Aubert (Montaña) han sido tres de las diez voluntarias que han participado en la actividad de la Fundación Inspiring Girls.
Rubén Darío Núñez

Despertar vocaciones entre las niñas. Este ha sido el objetivo de la jornada que ha organizado este viernes en Huesca la Fundación Inspiring Girls y la Guardia Civil, dentro de los actos centrales del 175 aniversario de la fundación del cuerpo. Una decena de mujeres de diferentes rangos -desde guardia hasta teniente- y especialidades (Seprona, Seguridad Ciudadana, Tráfico, Intervención de Armas y Explosivos, Policía Judicial, Montaña, Información, ESECIC y Servicio Fiscal) han explicado sus experiencias a 44 alumnas de 9 y 10 años del colegio Sancho Ramírez. Y lo han hecho de una manera instructiva, dinámica y divertida, en charlas de 10 minutos. 

Mariona Aubert, guardia de rescate en montaña, ha sido una de las voluntarias que se ha animado a participar "para inspirar a otras niñas y ayudar a dar visibilidad a ciertas profesiones donde las mujeres somos minoritarias y que vean que hombres y mujeres somos diferentes y cada uno tiene algo que aportar, como en mi caso en los rescates, donde unos tienen más fuerza, otros más resistencia, otros una parte más humanitaria...", ha explicado. 

Ella lleva 10 años en los grupos de rescate y ha pasado por Jaca y Panticosa, aunque su principal destino ha sido Benasque. Eligió la especialidad de montaña porque había competido muchos años en esquí de fondo y le gustaba la naturaleza "y al final una cosa llevó a la otra porque me prepararé las pruebas y aunque el primer año no pude entrar, el segundo sí que lo conseguí". Sigue siendo, además, la única mujer en todos los Greim de España. 

Mariona Aubert también ha querido incidir en que ninguna profesión es incompatible con la maternidad. Y ella misma es un ejemplo ya que tiene dos hijas, la más pequeña de apenas medio año. "No hay ningún límite", ha subrayado. 

Otra de las voluntarias ha sido la sargento María Ángeles Santiago, destinada en el Destacamento de Tráfico de Jaca. Ella lo tenía muy claro desde pequeña "porque con 7 u 8 años ya les decía a mis padres que quería ser policía, pero 'de los verdes' que veía en la carretera, y aunque mi madre me decía que no había mujeres en la Guardia Civil, le contestaba que yo iba a ser la primera". Y tal y como ella consiguió su sueño, quiere animar a otras niñas a seguir sus pasos. "La suerte que tienen ellas es que ahora las mujeres están en todos los trabajos". Ella es una de las únicas diez motoristas que tiene la Guardia Civil en toda España. "Es un trabajo muy sacrificado y te tiene que gustar mucho la moto, pero cualquier cría puede llegar a serlo". 

Y desde Zamora ha viajado a Huesca la teniente María Isabel García, jefe de sección del  Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), aunque antes estuvo destinada en Lugo y en Castellón. "Entré de guardia civil de base, pero fue haciendo especialidades. Tengo también la de Policía Judicial y eso es lo bueno, que tienes la oportunidad de hacer muchas cosas diferentes, de aprender y de realizarte como mujer y como profesional", ha recordado. 

En su caso, optó por entrar en la Guardia Civil después de criarse en el País Vasco. "Fue una decisión casi sin pensar, pero es la mejor que he tomado en mi vida. No tenía ningún referente familias, pero pensé, ¿y por qué no? Y la verdad que tuve suerte. Cuando entré no había muchas mujeres y de hecho soy de la sexta promoción. Era un cuerpo en ese momento muy masculinizado", ha recordado. Por todo ello, valora la oportunidad que permite este tipo de actividad "para que se nos dé visibilidad y poder motivar a las niñas jóvenes porque se sorprenden, por ejemplo, de que tengas una serie de responsabilidades o de que mandes a hombres". 

A la jornada han asistido la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, la directora provincial de Educación, Olga Alastruey, y la directora provincial de Tráfico, Margarita Padial. Blasco ha lanzado un mensaje a las escolares participantes: "Con trabajo, esfuerzo y determinación, las mujeres podemos llegar a ser cualquier cosa que queramos. Vosotras tenéis el universo por conquistar"

La Fundación Inspiring Girls tiene como objetivos aumentar la ambición profesional y la autoestima de las niñas, así como sus expectativas laborales ayudando a visibilizar una amplia variedad de profesiones y trabajos. 

Desde el inicio de la campaña #NiñasSinLimites hace ya cuatro años se ha conseguido que más de 26.000 voluntarias participen en el proyecto y cerca de 600.000 niñas en todo el país hayan pasado por este tipo de jornadas, contando para esta iniciativa con el apoyo del Gobierno, el sector privado y de los medios de comunicación. 

Etiquetas
Comentarios