Despliega el menú
Huesca

Pirineo

La osa Claverina ha podido ser la causante del despeñamiento de 70 ovejas en Ansó

No se ha podido confirmar la sospecha porque no hay huellas y los buitres se han comido muchos cadáveres de ovejas.

La osa Claverina ha podido ser la causante del despeñamiento de 70 ovejas y la desaparición de otras 20 en Kimboa Bajo, un monte de Ansó. El incidente, que ocurrió la semana pasada, ya ha sido investigado y aunque no se han encontrado indicios o huellas, no se puede descartar que haya sido el plantígrado, porque desde el pasado mes de agosto frecuenta la zona Claverina, según la información que se filtró desde Francia de los movimientos de la osa. 

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha dicho este lunes que la causante podría haber sido la osa.

Un ganadero de Ansó avisó el pasado martes de que le faltaban unas 90 ovejas, de un rebaño de 3.040 animales. De éstas, se han encontrado algunas de las que estaban perdidas, y muertas hay 72, según ha explicado el ganadero Imanol Orduna. Además, hay que añadir otros animales malheridos y los abortos que también se han producido. “Contamos las ovejas del rebaño una vez por semana y todas las semanas faltaba alguna, pero la semana pasada ya fueron las 90”, añade el ganadero.

Se sospecha que ha podido ser la osa Claverina, pero por el momento, no se han podido encontrar indicios porque el terreno está muy seco y no han aparecido huellas. Además, los buitres se han comido los cadáveres, por lo que no es fácil ver si hay indicios del oso en ellos, según explican desde el Gobierno de Aragón. Han sido los vigilantes de la Patrulla del Oso los que han localizado a las ovejas, al detectar la presencia de numerosos buitres. No obstante, se ha pedido a Francia la localización de la osa Claverina durante estos últimos días para poder confirmar que ha sido ella la que ha provocado el despeñamiento y desaparición de las ovejas.

Hasta hace unos días que se filtró la información de la localización de la osa desde el pasado mes de agosto, y del ataque que sufrió el rebaño de Antonio Casajús en la zona de Lenito, “no sabíamos que podría estar por aquí”. Por eso, los ganaderos “pedimos información, porque los osos están localizados y así se pueden prevenir ataques”, asegura.

Olona se reunió el pasado jueves con alcaldes de la Comarca de la Jacetania para escuchar sus preocupaciones e intercambiar opiniones. En este encuentro, el consejero insistió en que no se dispone de información oficial de la situación de las osas y que en cualquier caso el sistema de geolocalización sirve para proteger a las osas, no a la ganadería. Los ganaderos se reunirán esta tarde con los alcaldes de la zona, para conocer cómo fue este encuentro.

Montse Castán alcaldesa de Ansó, ha dicho que estos incidentes demuestran que “es incompatible el oso con la actividad ganadera”. Y que todos los daños que se producen “no se pagan con las subvenciones”, porque no solo hay daños económicos “también morales”. Respecto a la reunión con Olona, dice que fue bien. “Nos dijo que agradecía el sentido común de los ganaderos, porque estaban acostumbrados a vivir con el oso”. Y que el Gobierno de Aragón no tiene información sobre la localización de los osos, porque Francia tampoco la proporciona.

En las declaraciones de este lunes, el consejero también se ha referido a las ayudas habilitadas desde el Gobierno de Aragón, que pueden pedirla todos los ganaderos de las zonas con presencia independientemente de si han sufrido un ataque o no.

Etiquetas
Comentarios