Despliega el menú
Huesca

Huesca

La artritis o cómo vivir calzando zapatos de madera y con guantes todo el día

La asociación de Artritis Reumatoide Oscense (ARO) ha formado en la mañana de este domingo una cadena humana en la plaza de Navarra para dar visibilidad a esta enfermedad,

Cadena humana en la plaza de Navarra para hacer visible la artritis.
Cadena humana en la plaza de Navarra para hacer visible la artritis.
Rafael Gobantes

Rigidez, entumecimiento, cansancio y dolor en todas las articulaciones. Son algunos de los síntomas de la artritis, una enfermedad que en España sufren un millón de personas y que sobreviene a cualquier edad y cuando menos te lo esperas, como recoge el lema de la campaña ‘Octubre, mes de la artritis y la espondiloartritis’.

La asociación de Artritis Reumatoide Oscense (ARO) ha formado en la mañana de este domingo una cadena humana en la plaza de Navarra de Huesca para dar visibilidad a esta enfermedad, que provoca la inflamación de la articulaciones, muy dura, crónica, autoinmune y que puede llegar a se discapacitante si no se trata de forma adecuada, aunque en la mayoría de los casos, "si no dices que la sufres, la gente no lo sabe", señala María José Lample, presidenta saliente de ARO y que acaba de ceder el testigo a Emeterio Giménez.

Además de la cadena humana de este domingo, ARO instalará mesas informativas el 1 de octubre, Día Nacional de la Artritis, en la entrada del Hospital San Jorge de Huesca y de los centros de salud Pirineos, Santo Grial y Perpetuo Socorro. Quienes se acerquen hasta ellas podrán experimentar en carne propia cómo se siente alguien con artritis tan solo con colocarse un zapato de madera y unos guantes. Con ellos se demostrará las dificultades que tienen las personas que padecen esta enfermedad para hacer gestos tan cotidianos como atarse unos cordones.

Esta asociación, que trabaja a nivel provincial y está formada por 240 personas, es la única que hay en Aragón dedicada a la artritis. "Muchas personas creen que es una enfermedad asociada a la vejez, pero no es así. Puede aparecer cuando menos te lo esperas y afectar tanto a bebés en sus primeros meses de vida como a adolescentes, adultos o ancianos", explica Lample. "La artritis condiciona nuestras vidas y todos tenemos que prepararnos para saber gestionar esta situación”, añade.

Desde la asociación, se hace hincapié en el diagnóstico precoz porque es importante para que controlar la evolución de la enfermedad. "Si se coge a tiempo, aún no está extendida y se puede controlar", indica la portavoz de ARO, quien reconoce que este no fue su caso porque "no tuve la empatía de mi médico de cabecera y cuando me la diagnosticaron, mi enfermedad estaba muy avanzada". Lample cuenta que entonces los tratamientos tienen que ser muy agresivos para frenarla; “Se supone que se hace una vida se medianamente normal, pero el día a día te cuesta mucho porque esos tratamientos te influyen".

No obstante, reconoce que la investigación ha evolucionado mucho y que hay "un antes y un después de los tratamientos biológicos". “Pero todavía se tiene que investigar mucho más, como en todas las enfermedades”, añade.

Etiquetas
Comentarios