Despliega el menú
Huesca

huesca

Francisco Javier Vélez: "En nuestro ADN no cabe cobrar por los rescates"

El jefe de la Comandancia de Huesca ultima los detalles de los actos centrales de la patrona de la Guardia Civil, que arrancan este lunes. Con su próximo ascenso a coronel, cambiará de destino.

Francisco Javier Vélez, en su despacho de la Comandancia de Huesca, que abandonará dentro de unos meses tras su ascenso a coronel.
Francisco Javier Vélez, en su despacho de la Comandancia de Huesca, que abandonará dentro de unos meses tras su ascenso a coronel.
Rafael Gobantes

¿Qué significa para Huesca acoger los actos centrales del 175 aniversario de la Guardia Civil?

Es un orgullo enorme y una satisfacción, pero también implica mucha responsabilidad ya que conlleva un volumen de trabajo muy importante, añadido a la intensa actividad de la Comandancia.

Hay una actividad de la Fundación Inspiringirls, ‘Vocaciones en femenino’, para destacar el papel de la mujer en la Guardia Civil. ¿Se ha roto ya el techo de cristal?

La mujer se incorporó hace 31 años. En España representan un 7,5% y en Huesca duplicamos esa media. En esta Comandancia, hay oficiales como la jefe de la primera compañía, suboficiales, cabos y guardias en seguridad ciudadana y especialidades como la destinada en montaña en Benasque. A nivel nacional, el empleo más alto es teniente coronel, pero es solo cuestión de tiempo que tengamos también coroneles y generales.

Son la institución más valorada. ¿Sienten ese cariño?

Sí, lo sentimos y además supone un reto ya que queremos mantenerlo. Pese a nuestra labor represora, como el control de tráfico que rasca el bolsillo y los puntos, la ciudadanía valora mucho más, y con acierto, el resto de servicios.

¿Huesca sigue siendo una de las provincias más seguras?

Sí, aunque sacar pecho con la estadística es peligroso. Con los años hemos ido bajando y ahora rondamos las 3.200 infracciones penales anuales, índices que ya son difíciles de rebajar. Podemos decir que estamos en unos niveles razonablemente satisfactorios pero nunca te puedes contentar.

¿A qué dedican más esfuerzos?

A la protección a colectivos vulnerables, como menores y víctima de violencia de género, los robos en el campo, los robos con fuerza y la ciberdelincuencia, como las estafas por internet.

¿Necesitan más equipos Roca?

Ahora tenemos cubierta la provincia y de momento es suficiente. Las infracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas han disminuido, pero seguimos teniendo robos de herramientas, gasoil, baterías y algo de animales. No podemos colocar un guardia en cada granja, por eso siempre animamos a instalar más medidas de seguridad, a pasarse más frecuentemente y a la colaboración ciudadana. De nada valen esos grupos de ‘wasap’ ciudadanos si no nos llega esa información en tiempo útil.

¿Hay mucho déficit de plantilla?

Las plantillas son un ser vivo porque todos los años salen vacantes. En los tres años que llevo al mando se han ido compensando las salidas con las llegadas. Ahora rondamos el 90% de cobertura y estoy satisfecho a nivel general.

Es el segundo verano seguido con repunte de muertos en la montaña. ¿Cómo se para esta sangría?

Desde varios ámbitos. Hay que aumentar la formación para las actividades más técnicas. La parte de rescate está cubierta porque hemos desarrollado el modelo aragonés, que es el más exitoso de España. Y el tercero son las campañas de prevención, que por el público que tenemos habría que extenderlas a nivel nacional e internacional y ya desde el colegio para reducir las irresponsabilidades.

Aunque no sea competencia suya, ¿cree que tocar el bolsillo, cobrando los rescates, ayudaría a bajar los accidentes de montaña?

La Guardia Civil aplicará la norma que haya, pero en nuestro ADN no cabe prestar un servicio humanitario del que nos sentimos tan orgullosos, sobre todo en Huesca, y cobrarlo luego. Choca con nuestros principios y valores. Además, puede provocar el efecto contrario, que el ciudadano, para no pagar, arriesgue aún más su vida y la de sus rescatadores. Ahora bien, se podría actuar en otros campos como exigir en determinadas actividades formación, seguros, guías... Pero insisto, nosotros iremos a rescatar a quien sea y donde sea, sin preguntar más.

En pocos meses se juzgará el caso del asesinato de la niña Naiara de Sabiñánigo. ¿Fue una investigación especialmente dura?

Toda investigación criminal en el que se ven implicados colectivos vulnerables como niños tienen un gran impacto emocional sobre los investigadores porque son personas y este caso en particular lo tuvo y mucho por los hechos, las condiciones y los resultados.

Hace poco esclarecieron tras 8 meses la muerte de una mujer en Barbastro a manos de su marido octogenario, que luego se suicidó. Huesca también está golpeada por la violencia de género.

Es una gran preocupación del Ministerio y estamos muy volcados. De esa investigación quisiera destacar el mensaje de que la Guardia Civil nunca olvida un caso y reivindicar el papel del laboratorio de criminalística porque gracias a su labor pudimos resolver el caso.

¿Hay algún cuartel que necesite una mejora prioritaria?

Siempre hay cosas que mejorar, pero en Huesca tenemos una situación muy aceptable. El de Sariñena era el que peor estaba, pero ya está en prioridad uno de la Dirección General para hacer uno nuevo. Además, cada año recibimos una ayuda vital de la DPH para actuaciones de urgencia.

¿La reagrupación de cuarteles pequeños mejoraría la atención?

El problema no se soluciona haciendo macrocuarteles. Aquí sería muy perjudicial porque tenemos más de 15.000 kilómetros cuadrados en los que dar seguridad y esa gran extensión condiciona los tiempos de reacción. También en la España vaciada, la Guardia Civil vertebra el Estado. Sí hace falta algún reajuste, pero mínimo. 

El ministro presidirá el desfile del día 6 con casi 500 efectivos

Los actos del 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil arrancarán en Huesca este lunes con un emotivo izado de la bandera nacional en López Allué para "reforzar los lazos de unión entre la sociedad civil y los símbolos nacionales", explica el jefe de la Comandancia de Huesca, Francisco Javier Vélez.

A lo largo de la semana habrá talleres para niños, una exposición de material, una jornada sobre violencia de género y otra dedicada a despertar vocaciones entre las niñas, dos conciertos con la Unidad de Música de la Guardia Civil y la Banda de Huesca, una carrera popular, y una exhibición en la plaza de toros con presencia, entre otras, de la UEI, un cuerpo de elite especializado en la detención de delincuentes altamente peligrosos, incluidos los terroristas, y en el rescate de rehenes.

El acto central, al que asistirá el ministro Grande Marlaska, será el domingo 6 con una parada militar y desfile. Participarán unas 500 personas con un batallón motorizado y dos a pie de especialidades y alumnos de las academias, además del escuadrón de caballería, medios aéreos y la Gendarmería.

Etiquetas
Comentarios