Despliega el menú
Huesca

estaciones de esquí

PSOE, PP y PAR respaldan la ampliación de Cerler en el Ayuntamiento y la Comarca

Benasque introduce en la moción algunas de sus demandas, como la construcción de un telecabina.

Los ecologistas tomaron imágenes el martes de la máquina en el collado de Basibé.
Los ecologistas tomaron imágenes el martes de la máquina en el collado de Basibé.
Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón

El Ayuntamiento de Benasque y la Comarca de la Ribagorza han mostrado su respaldo a las actuaciones emprendidas por el Gobierno de Aragón y el grupo Aramón respecto a la ampliación de Cerler y el nuevo acceso a la estación de esquí desde el valle de Castanesa. La primera institución aprobó una moción el pasado miércoles con los votos de PAR, PP y PSOE, mientras que el concejal de Cambiar se posicionó en contra. El mismo equilibrio de fuerzas ha habido en la tarde de este jueves en el pleno celebrado por la Comarca, al que no asistió el consejero de Podemos.

La moción también reivindica otras inversiones demandadas por Benasque, como el proyecto de urbanización pendiente en el núcleo de Cerler, la promoción turística fuera de la temporada invernal, el telecabina desde Benasque y la ampliación del dominio esquiable hacia Ardonés. Esta era la opción preferida por el Ayuntamiento, por su orientación y altitud, pero ha acabado aceptando la del valle vecino de Castanesa, la única que cuenta con permiso ambiental.

La moción reconoce el sector de la nieve como un motor económico y elemento fundamental para mantener la vida en el Pirineo, y su "sostenibilidad social y medioambiental", incluyendo el nuevo proyecto. Asegura que genera un impacto económico de 200 millones de euros anuales, lo que supone el 7 % del PIB de Aragón, más de 1.300 puestos de trabajo directos y 15.000 indirectos. 

Sobre la ampliación del dominio esquiable dice que es "muy esperada desde hace varias décadas por los habitantes de la comarca de La Ribagorza pero sobre todo por los vecinos y vecinas del municipio de Montanuy y del valle de Benasque". Han pasado 13 años desde la última instalación de un remonte mecánico y 23 desde la extensión de pistas hacia el sector de Basibé. Además de aumentar la superficie, supone tener un nuevo acceso, convertir al destino en un referente dentro del sector y adaptar la instalación a la realidad social, económica, mediambiental y climática actual, garantizando "el futuro de sus pueblos en un territorio y valle azotado fuertemente por el fenómeno de la despoblación y el envejecimiento de su masa social". El mismo texto se aprobará en la Diputación Provincial de Huesca en el próximo pleno.

Críticas ecologistas

Por contra, en un comunicado conjunto, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Seo/Birdlife y WWF lamentaron la apuesta de Aragón por aumentar las infraestructuras de esquí, "abundando en un modelo urbanístico y de turismo obsoleto que generará enormes pérdidas económicas a la sociedad". Los conservacionistas, para los que el inicio de estas obras "reactiva un proyecto que nunca debió autorizarse", reclaman la paralización de los trabajos de ampliación de la estación y el destino de los recursos previstos en planes de desarrollo sostenible del territorio.

Denuncian que el proyecto, cuyas obras se iniciaron el pasado 12 de septiembre, se apoya en una declaración de impacto ambiental aprobada en 2010 y, subrayan, "prorrogada sucesivas veces a instancia del promotor, Aramón", sociedad constituida por el Gobierno aragonés e Ibercaja.

Etiquetas
Comentarios