Despliega el menú
Huesca

huesca

Santa Cilia cierra la temporada alta con más de 5.000 horas de vuelo sin motor

A la lista de clientes habituales del aeródromo se han incorporado nuevas nacionalidades con pilotos brasileños, polacos, chinos y japoneses. Ahora comienza la mejor época para la formación.

Lucia Esteban y su hija, preparando el planeador para el desmontaje y posterior traslado desde Santa Cilia.
Lucia Esteban y su hija, preparando el planeador para el desmontaje y posterior traslado desde Santa Cilia.
Fly-pir

El aeródromo de Santa Cilia, situado a solo 15 kilómetros de Jaca, cerrará el próximo 30 de septiembre la temporada alta de vuelo sin motor, que se inició el 1 de marzo, con un balance más que positivo. En estos cinco meses se han realizado más de 5.000 horas de vuelo a vela, una cifra muy similar al año anterior, y se han incorporado al listado de clientes habituales nuevas nacionalidades, con pilotos brasileños, polacos, chinos y japoneses. De esta manera, el aeródromo de Santa Cilia, gestionado por Fly-Pir, "sigue siendo uno de los que más horas de vuelo sin motor registra del país, y por lo tanto, un referente en esta disciplina", destacan.

Son muchos los clubes y pilotos que visitan Santa Cilia durante la temporada alta. Un ejemplo de ello es el club de Nogaro (Pirineos franceses), uno de los grupos habituales del aeródromo de los últimos 20 años. Estos días, han preparado el planeador para el desmontaje y posterior traslado por carretera al aeródromo de Nogaro.

Con todo, la actividad de vuelo no cesa en el aeródromo, que ya está preparando el invierno. Ahora comienza la mejor temporada para la formación de nuevos pilotos y “ya estamos a la espera de las primeras nieves para ofrecer bautismo de vuelo sin motor sobre alta montaña”, explica Luis Ferreira, director-gerente del aeródromo de Santa Cilia. 

El bautismo de vuelo sin motor consiste en un vuelo en un planeador biplaza acompañado de un instructor. El vuelo tiene una duración de una media hora, porque no pretende ser más que una primera experiencia. Permite contemplar el entorno más próximo al aeródromo, como la Canal de Berdún o los inicios de los valles de Hecho, Aragüés o Aísa, dependiendo de las posibilidades que ofrezca el día.

Además, se está terminando de definir la incorporación de nuevas actividades al aeródromo, que empezarán a funcionar previsiblemente antes de final de año.

Etiquetas
Comentarios