Despliega el menú
Huesca

fútbol

Un exzaragocista, víctima del espionaje entre Liverpool y City

El vigente campeón de Europa ha sido condenado a pagar 1 millón de libras por haber espiado al conjunto mancuniano en el fichaje del zaragozano Paolo Fernandes.

El zaragozano Paolo Fernandes, en un partido con el Manchester City.
El zaragozano Paolo Fernandes, en un partido con el Manchester City.
Reuters

Escándalo en la Premier League con un protagonista aragonés. En esta ocasión afecta al Manchester City y al Liverpool, los dos grandes favoritos al título. Según reveló el sábado el periódico ‘The Times’, los ‘reds’ tuvieron que pagar un millón de libras al City tras admitir haber ‘hackeado’ sus bases de datos.

Según revela dicha información, el Liverpool accedió al sistema de ‘scouting’ del Manchester City durante al menos ocho meses, entre junio de 2012 y febrero de 2013. Los ‘citizens’ se percataron de la situación cuando sus rivales se interesaron por el fichaje del entonces cadete zaragozano Paolo Fernandes Cantín (Zaragoza, 19 de agosto de 1998), jugador entonces del Zaragoza, que acabó llegando a los mancunianos en 2013.

De hecho, tras detectar dicha brecha en su sistema informático, el Manchester City habría acelerado con urgencia las llegadas de Fernandinho y Jesús Navas al club. Según la información del periódico inglés, el director deportivo ‘red’ Michael Edwards y dos antiguos ojeadores del City que marcharon al Liverpool fueron los que usaron las contraseñas de trabajadores ‘sky blue’ para entrar en las bases de datos.

Con el acuerdo al que llegaron los dos clubes. el Liverpool admitía su culpa. Fue confidencial y no trascendió hasta ahora. ‘The Times’ ha definido el escándalo como "el mayor ejemplo de mal comportamiento entre clubes de la Premier League en toda la historia".

Paolo Fernades salió del Real Zaragoza en junio de 2013. El City pagó casi 200.000 euros por él después de una temporada en el Cadete B, entrenado por Ramón Lozano, quien explotaba su calidad arriba, en zonas de finalización. Antes, se había forjado como joya prometedora en los campos del Balsas Picarral.

El jugador, que ingresó en la Academia del Manchester City, emprendió su primera aventura fuera del club inglés en 2017, cuando fue cedido al NAC Breda holandés. Permaneció allí dos campañas. En la primera, disputó 25 partidos y anotó dos goles. En el segundo ejercicio su participación fue menos importante y apenas jugó en ocho encuentros.

Finalizada la aventura holandesa, esta campaña el futbolista aragonés ha sido nuevamente cedido por el Manchester City, en esta ocasión al Perugia de la Segunda División italiana.

El jugador, cuyo padre es de origen caboverdiano y se llama Paulo y cuya madre se llama Arancha, ansía a sus 21 años seguir abriéndose paso en el mundo del fútbol.

Etiquetas
Comentarios