Huesca

colegios

Un comedor de campaña en la calle para protestar por la gestión del servicio de comedor

Desde el Departamento de Educación, se ha aclarado que se han iniciado los trámites de una nueva licitación, para que el colegio tenga cocina propia en el menor tiempo posible.

Los niños del colegio de Santa Cilia siguen sin utilizar el servicio de comedor. Este jueves han comido en un comedor de campaña preparado por la Asociación de Madres y Padres Monte Cuculo, a modo de protesta por la gestión del servicio de comedor del centro, y ellos mismos han preparado la comida de los alumnos. 

Macarrones, judías verdes, ensalada, arroz, croquetas… Un menú delicioso preparado en el día. Eso es lo que quieren los padres de este centro escolar, una gestión directa y que la comida se prepare en las propias instalaciones del colegio, en lugar de que se ocupe de este servicio una empresa de catering de línea fría. Desde el Departamento de Educación, se ha aclarado que se han iniciado los trámites de una nueva licitación, para que el colegio tenga cocina propia en el menor tiempo posible.

Este colegio, perteneciente al CRA Río Aragón, cuenta con 40 alumnos, de los cuales asisten fijos al comedor los 30 transportados. A estos hay que sumar otros niños de la propia localidad que esporádicamente o de manera habitual también comen en el colegio. Pero este curso, todavía no se ha inaugurado dicho comedor, ya que los padres y madres están realizando una especie de huelga. Y seguirán así “mientras podamos, pero el comedor es un servicio que existe porque hace falta y las familias lo necesitan”, explica Virginia Pérez, portavoz de la AMYPA. Las movilizaciones se mantendrá por lo menos una vez a la semana.

Son conscientes de que la empresa adjudicataria “no les da cualquier cosa a los niños, pero hay diferencia entre la comida que lleva 7 días en la nevera y hay que recalentar y la recién hecha”, añade. De momento, no ven una solución “rápida” a este problema, por lo que quieren “forzar” a la administración para que “no se duerma en los laureles”. “Y si tiene que sacar otra licitación, que no tarde mucho”, subraya la portavoz. Porque tal y como recuerda, esta empresa “lleva una prórroga sobre otra desde 2017, y si queda desierta igual es que está mal la licitación”. Como solución creen que se podría ofrecer el servicio a empresas de la zona o incluso a los propios padres.

Aunque el curso comenzó el martes, la empresa de catering que se hace cargo del servicio de comedor todavía no ha facilitado los menús a las madres y padres, a los que no han dado permiso para entrar al comedor. “Sólo pueden entrar los niños, pero de momento no lo han hecho”, subraya la portavoz del AMYPA. Y la comida de estos tres primeros días de curso, se ha ido a la basura. “Es algo que ocurre durante el curso, a pesar de avisar de que no va un niño a comer, como la comida está en la nevera, tienen que tirarla”.

Desde el departamento de Educación se ha aclarado que se está trabajando en el tema y se han iniciado los trámites para una nueva licitación del servicio de comedor, para que el centro cuente con cocina propia cuanto antes. Mientras tanto, la ley obliga a prorrogar el anterior contrato, según añaden las mismas fuentes. 

Respecto al hallazgo de una chincheta y otros objetos en los platos de comida el pasado curso, el departamento de Educación explica que se abrió un expediente informativo a la empresa y Sanidad realizó una inspección tras la que elaboró un informe, en el que se desprende que la adjudicataria cumple los requisitos y que los “elementos extraños” no salieron de esta.

Etiquetas
Comentarios