Huesca

Aínsa

Se hunde parte del tejado de la iglesia de Castejón de Sobrarbe a unos días de empezar las obras

Está previsto que los trabajos para rehabilitar parte de este templo, del siglo XVI, comiencen esta semana.

Se ha hundido parte del techo de losas de la nave central de la iglesia.
Se ha hundido parte del techo de losas de la nave central de la iglesia.
Heraldo.es

Era previsible y, finalmente, ha ocurrido. Parte del tejado de la nave central de la iglesia de Castejón de Sobrarbe (Aínsa) se ha hundido este sábado, poniendo en evidencia la necesidad de una actuación urgente que, precisamente, está previsto que comience esta misma semana. El templo, del siglo XVI y características tardogóticas, está cerrado desde hace siete años debido a su deterioro. Su recuperación se acometerá por fases. La primera de ella, con un coste de 120.000 euros estaba incluida en el programa de proyectos de actuaciones de restauración del patrimonio arquitectónico de uso público del Gobierno de Aragón para 2018, pero las obras se han retrasado más de lo previsto. 

El problema de la situación actual es que entre el agua y se dañe la estructura. El tejado de la nave es de losas y está sobre vigas de madera antigua, que están podridas y no pueden soportar el peso. El Ayuntamiento de Aínsa ha colocado carteles para avisar del peligro de derrumbe y evitar que la gente se acerque por allí.

Afortunadamente, el hundimiento no ha provocado daños personales, ya que la semana pasada estuvieron en el templo los técnicos de la obra para levantar el acta de replanteo.   

Hace ya más de 25 años que los vecinos empezaron a buscar financiación para poder rehabilitar la iglesia. El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, explica que "el obispado dijo que, aunque era el propietario, no tenían capacidad económica para asumir la obra porque el coste de la rehabilitación total era importante". Se firmó entonces un convenio por el cual se cedía el uso y gestión del edificio al Ayuntamiento durante 50 años. "Era la forma de poder conseguir subvenciones", añade el primer edil. Se intentó, sin éxito, conseguir financiación del Ministerio de Fomento a través del el 1% Cultural.

Fue a principio del mandato pasado cuando la Dirección General de Vivienda del Gobierno de Aragón comunicó al Ayuntamiento de Aínsa que podían firmar un convenio para acometer las obras. Así se hizo. De los 120.000 euros presupuestados para esta primera fase de restauración, la DGA aportará 90.000 y las arcas municipales, el resto. "Pensábamos que las obras iban a empezar antes. Desgraciadamente, ha ocurrido lo que podía pasar, que se ha derrumbado la techumbre", ha dicho Pueyo. 

A través de este proyecto, se llevará a cabo la primera fase de la restauración completa de la cubierta y la consolidación de la estructura y sus exteriores. Aparte del tejado, se reparará un contrafuerte del ábside que se cayó al colocar una palometa del tendido eléctrico. El proyecto integral  contempla la intervención de las cubiertas, reparaciones, acabados y drenaje perimetral en el exterior, y prevé también reparaciones, refuerzos, acabados e instalación eléctrica en el interior. 

Etiquetas
Comentarios