Huesca

Tercer Milenio

La Politécnica reúne a 130 investigadores para hablar de la innovación aplicable al campo

Los científicos expusieron las nuevas técnicas en la agricultura de precisión o el uso drones, sensores y robots

El director de la Agencia de Investigación, el altoaragonés Enrique Playán en la inauguración
El director de la Agencia de Investigación, el altoaragonés Enrique Playán en la inauguración
V. Lacasa

Ciento treinta investigadores de universidades y centros científicos de España y Portugal presentan estos días sus últimos trabajos en el campo de la Ingeniería Rural, en el marco del X Congreso Ibérico de Agroingeniería que tiene lugar en la Escuela Politécnica de Huesca.

En este edificio del campus universitario se hablaba de utilización de sensores, visión artificial, drones para el control de los cultivos, distintas variables de poda, recolección mecanizada en frutales, las causas de los incendios asociados a cosechadoras (un asunto que cada verano vuelve a la actualidad) o el uso de técnicas avanzadas para el control de la calidad de los productos o para mejorar su conservación y almacenamiento.

Pero también se pusieron sobre la mesa cuestiones medioambientales, como la contaminación por nitratos, la problemática de los purines o la lucha contra la erosión por escorrentías.

Para hablar de la Agricultura 4.0 llegó desde la Politécnica de Madrid una delegación del Laboratorio de Propiedades Físicas y Tecnologías Avanzadas en Agroalimentación, que desarrolla nuevos sistemas para determinar la calidad del producto con técnicas no destructivas, a través de imágenes espectroscópicas. "Venimos a exponer trabajos sobre la calidad del aceite o las nuevas variedades de melocotones, que han desarrollado algunos problemas en cuanto a la jugosidad en boca. Tratamos de ser capaces de evaluarlas", explicó Belén Diezma.

Patricia Chueca, del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, presentará varios trabajos sobre mecanización agraria relacionada con la optimización de los tratamientos fitosanitarios contra plagas y sobre visión artificial y agricultura de precisión. En esto último, expuso las innovaciones en el desarrollo de trampas para las plagas y en el marco del congreso presentará un robot para monitorizar el cultivo, de aplicación en "la detección de xylella, una enfermedad que afecta al olivo y otros productos", y otro de visión artificial para la detección de enfermedades que no capta el ojo humano.

Recortes en los fondos

La conferencia inaugural corrió a cargo del altoaragonés Enrique Playán, al frente de la Agencia Estatal de Investigación, que gestiona los fondos públicos de I+D+i. Según Playán, la investigación en este sector en Aragón goza de buena salud, no solo por la existencia de la Escuela Politécnica Superior de Huesca sino por la influencia de centros como el CITA, el ITA, el Aula Dei o el Instituto Pirenaico de Ecología.

Como no podía ser de otra manera, ante los científicos, habló de cómo se gestionan las subvenciones y reconoció que en cuanto al presupuesto "se han conocido tiempos mejores". La crisis ha pasado factura a la financiación, aunque los Fondos Europeos de Desarrollo Rural han permitido el acceso a ayudas orientadas al sector agrario. En todo caso, quiso poner el acento en "el servicio a la sociedad" de la investigación en el medio ambiente o la agricultura.

La gran innovación actualmente, en opinión de Javier García Ramos, director de la Escuela anfitriona y presidente del comité organizador del Congreso, va muy ligada a la obtención de datos mediante la colocación de sensores, ya sea en una red de regadío o una granja para medir parámetros y en base a ellos "tomar decisiones inteligentes" y reducir costes de explotación.

Pero la ingeniería aplicada al ámbito rural, además de con el campo o la ganadería, tiene que ver con la conservación del patrimonio natural. "No se puede disociar, tienen que ser compatibles. El medio ambiente llegó hace unos años no como moda sino para quedarse y para legislarse, y eso nos obliga a que la tecnología avance en esa línea", señaló.

Etiquetas
Comentarios