Despliega el menú
Huesca

huesca

La muerte de un francés en Ordesa eleva a ocho los fallecidos este mes en la montaña

La Guardia Civil y una médico del 061 ha logrado reanimar al montañero, de 25 años, tras sufrir una caída de 100 metros y lo han trasladado en helicóptero para que lo evacuara el del 112, pero finalmente ha fallecido. 

En la operación han intervenido los helicópteros de la Guardia Civil y del 112.
En la operación han intervenido los helicópteros de la Guardia Civil y del 112.
Guardia Civil

La provincia de Huesca cierra agosto con un trágico balance en la montaña. La muerte este sábado de un joven francés de 25 años, B. A. M. tras una caída de 100 metros en la zona de la Forqueta de los Gavietos, en el Parque Nacional de Ordesa, eleva a ocho el número de personas que han perdido la vida este mes mientras realizaban actividades deportivas en la naturaleza, aunque dos de ellas no están considerados como accidentes porque fueron a causa de infartos. En lo que va de verano son ya 12 fallecidos y en todo el año, 15.

Según ha informado la Guardia Civil, sobre las 12.30 se ha recibido un aviso en el Greim de Boltaña por parte de los equipos de salvamento franceses, que a su vez habían recibido una llamada informando que una persona había sufrido una caída de unos 100 metros y se encontraba inconsciente en la zona de la Forqueta de los Gavietos (Goriz). 

Al lugar se ha dirigido el Greim de Boltaña con el helicóptero de Benasque y la médico del 061. Al llegar, había muchas nubes y ha comenzado a llover, por lo que la aeronave ha tenido que dejar a especialistas y a la médico con un apoyo parcial. Estos han localizado al accidentado, que estaba inconsciente y había entrado en parada cardíaca, por lo que le han realizado las maniobras de reanimación durante unos 30 minutos. Al apreciar nuevamente pulso, han decidido introducir al accidentado en la camilla y evacuarlo mediante un ciclo de grúa lo más rápido posible, dado que las nubes estaban cerrando completamente la zona y comenzaba a llover más intensamente.

Al llegar el helicóptero e iniciar  el ciclo de grúa, en la zona estaba granizando fuertemente, por lo que la maniobra, ya arriesgada de por si, se ha tenido que realizar muy rápidamente para salir del lugar cuanto antes y trasladar al herido hasta la pradera de Ordesa, donde se encontraba el helicóptero medicalizado del 112 Sos Aragón. Allí estaba todo preparado para su evacuación, pero no se ha podido llevar a cabo dado que finalmente el montañero ha fallecido.

Solo esta semana ha habido otros dos fallecidos con un montañero catalán de 75 años que se despeñó en el collado de Góriz, en Pineta, y de un senderista andaluz de 55 años que sufrió un infarto  en la senda de los Cazadores de Ordesa

A ellos se unen otras cinco víctimas mortales registradas este mes de agosto: un montañero zaragozano de 64 años perdió la vida el día 20 en el pico Frondiellas, en Sallent de Gállego; el día 17, otra montañera madrileña de 49 años falleció tras una caída de 50 metros en el pico del Monje, en Astún (Jaca); el día 13 fue encontrado sin vida un senderista mexicano de 71 años que había desaparecido 11 días antes en Vió y que murió por un paro cardíaco; el día 10, otro montañero zaragozano de 75 años murió al caerse 150 metros en el pico Gabarda, en Panticosa; y el día 4, un senderista francés de 57 años se precipitó por la Senda de los Caracoles en el acceso al barranco Peonera Inferior, en Bierge.

En los otros dos meses anteriores había habido solo cuatro fallecidos: el 7 de julio, un hombre de 54 años y vecino de Valencia se ahogó en el barranco de Estriviella, en Hecho; el 16 de junio, un montañero madrileño de 49 años perdió la vida tras sufrir una caída de 200 metros en el pico Balaitus, en Panticosa; el 12 de junio, una senderista francesa de 65 años falleció a causa e un infarto en San Úrbez, en Ordesa; y el 1 de junio, otro montañero vasco de 46 años falleció tras una caída de 300 metros en el pico Collarada, en Canfranc.

Además, entre enero y mayo hubo que lamentar tres muertes más: el 27 de abril, un niño francés de 12 años se ahogó al quedársele el pie atrapado en una piedra en el barranco de los Oscuros de Balcés (Rodellar); el 31 de marzo, un montañero ribagorzano de 62 años sufrió una caída mortal en el pico Bardamina, en Benasque; y el 24 de marzo, un esquiador francés de 20 años que iba con tabla (‘snowboarder’) perdió la vida al precipitarse 60 metros por un barranco fuera de pistas en el entorno de la estación de Candanchú. 

Etiquetas
Comentarios