Huesca

El detenido en Graus apuñaló mortalmente al cliente de un bar porque hacía ruido

Los hechos ocurrieron en 2018 en Sant Feliu de Llobregat, pero hasta ahora el agresor, de 58 años, no había podido ser localizado.

Amplio despliegue para entrar en la casa del homicida. El pasado 22 de agosto, bajo la coordinación de los Mossos y la Policía Judicial de la Guardia Civil, se procedió a la entrada en el domicilio de Jaime G. en Graus para proceder a su detención, con apoyo de una docena de agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Huesca y del cuartel de Graus.
Amplio despliegue para entrar en la casa del homicida. El pasado 22 de agosto, bajo la coordinación de los Mossos y la Policía Judicial de la Guardia Civil, se procedió a la entrada en el domicilio de Jaime G. en Graus para proceder a su detención, con apoyo de una docena de agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Huesca y del cuartel de Graus.
Guardia Civil

Una operación conjunta de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil ha permitido detener a un presunto homicida al que la Policía catalana trataba de identificar desde hace más de un año por el apuñalamiento mortal de un hombre en un bar de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona). Agentes de los dos cuerpos detuvieron el pasado 22 de agosto a Jaime G, de 58 años y nacionalidad española, en la vivienda de Graus donde pasaba largas temporadas y donde al parecer se había instalado en los últimos meses. De niño vivió en el municipio altoaragonés, pero luego su familia se trasladó a Cataluña y él regresaba esporádicamente.

El suceso tuvo lugar el 21 de abril de 2018 en las puerta de un bar de Sant Feliu, donde la víctima, de unos 35 años, discutió con otro hombre, que le agredió con arma blanca, causándole graves heridas, a consecuencia de las cuales murió una semana más tarde, según informaron los Mossos y la Guardia Civil.

Víctima y agresor residían en el mismo barrio y, aunque podían conocerse porque frecuentaban el mismo bar, no tenían una relación de amistad. Tampoco se les conocía una enemistad previa. Fuentes policiales explicaron que al parecer la discusión se inició porque Jaime G. le reprochó al otro hombre que le estaba molestando, que hacía mucho ruido, hablaba en voz alta y le impedía escuchar la televisión. La disputa acabó en la calle, donde tuvo lugar la agresión.

16 meses de investigación

La detención se ha demorado más de un año, hasta dar con el paradero del presunto autor. Cuando agentes de la comisaría de los Mossos de Sant Feliu y de la División de Investigación Criminal (DIC) de este cuerpo lo identificaron y supieron que había huido a Graus, contactaron con la Guardia Civil, al ser necesario realizar actuaciones en su demarcación. En un operativo conjunto, bautizado como Operación Portera, hace una semana, el día 22 concretamente, se procedió a la detención del individuo en la vivienda que ocupaba en la calle Miguel Cuervo.

Los investigadores contaron con el apoyo de una docena de agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Huesca y del cuartel de Graus, para entrar en la casa y proceder a la detención. En el registro se incautaron varias armas blancas para verificar si entre ellas estaba la del ataque. Además, aparecieron billetes de coleccionista, ya que Jaime G. es aficionado a coleccionar distintas cosas.

La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, en el marco de la “Operación Portera” procedieron el pasado 22 de agosto a la detención de un hombre, como supuesto autor de un delito de homicidio cometido en Sant Feliu de Llobregat en 2018.

Dos detenidos por encubrirlo

Los Mossos, que se encargaron de continuar la investigación, detuvieron además a otras dos personas en el municipio barcelonés, un hombre y una mujer de 47 y 54 años, respectivamente, acusados de ser presuntas encubridoras del homicida. Tenían relación con él y se les acusa de aportar datos falsos sobre su paradero para intentar despistar a la Policía y de entorpecer la investigación, indicaron fuentes de la Policía catalana.

Los detenidos pasaron a disposición judicial en Sant Feliu de Llobregat el pasado 23 de agosto. El juez decretó el ingreso en prisión del principal investigado y libertad con cargos para los otros dos arrestados.

Etiquetas
Comentarios