Huesca

HUESCA

Adiós a socavones históricos de Huesca

El Ayuntamiento de Huesca ha puesto en marcha un plan para reparar varios hundimientos de calzada repartidos por la ciudad que no eran peligroso pero sí molestos.

La calzada de la rotonda del hospital lleva mucho tiempo hundida.
La calzada de la rotonda del hospital lleva mucho tiempo hundida.
R.D.N.

El Ayuntamiento de Huesca le ha declarado la guerra a los socavones, algunos de ellos casi históricos como el que tienen que sufrir desde hace años los cientos de conductores que a diario atraviesan la rotonda del hospital San Jorge.

El área municipal de Servicios Generales ha adjudicado por casi 15.000 euros un plan de reparación de varios hundimientos en la calzada en diferentes puntos de la ciudad. Los trabajos, que ya han comenzado, estarán listos antes de que acabe septiembre.

Todos los socavones que se van a reparar han ido apareciendo de manera progresiva y no suponían "ningún peligro", remarca el Ayuntamiento, aunque sí una molestia para los conductores.

El plan incluye la reparación de visible hundimiento de un tramo de la avenida de Martínez de Velasco, a la altura del nº 6, que ha arrancado esta misma semana y que ha obligado a imponer restricciones a la circulación durante cinco días. En concreto, entre las calles de San Úrbez y Cavia se ha habilitado un único carril con sentido de circulación hacia el centro, ya que el otro sentido debe usar el desvío alternativo por las calles de Baltasar Gracián, Vicente Campo y avenida de Juan XXIII. Además, se prohíbe estacionar vehículos en el entorno del Centro Cultural Manuel Benito Moliner.

Anteriormente, ya se acometió el arreglo de otro socavón en esta misma avenida de Martínez de Velasco situado a la altura del nº 36.

Este miércoles, comenzarán también los trabajos de reparación del hundimiento situado en el nº 1 de la calle de Ramón J. Sender, que se prolongarán durante tres días. Para ello, también serán obligatorias las siguientes restricciones al tráfico: se habilitará un único carril entre la travesía de Ballesteros y la calle de Torre Mendoza, en dirección hacia Obispo Pintado, ya que el otro sentido quedará cortado y se desviará por las calles de Torre Mendoza, Jazmín, Merced y Padre Huesca; y se prohibirá aparcar a ambos lados del tramo en obras.

También se actuará en el ‘histórico’ socavón de la rotonda de la calle de Alcañiz y Martínez de Velasco, frente al hospital San Jorge; y en otros dos localizados en la calle de Ricardo del Arco 20 y en la calle de José Castán Tobeñas 52.

En todos los casos se ha intentado buscar el origen, pero en varios no se han encontrado fugas, filtraciones ni anomalías en las redes de saneamiento y abastecimiento. Los socavones del hospital San Jorge y Ricardo del Arco sí han sido consecuencia del hundimiento de sendos pozos de registro de la red de saneamiento ocultos por la capa de asfalto.

Etiquetas
Comentarios