Despliega el menú
Huesca

huesca

La Guardia Civil lleva ya 130 rescates en verano con ocho fallecidos y un centenar de heridos en la provincia de Huesca

Benasque lidera el ranquin con 26 intervenciones, por delante de Panticosa con 14 y Canfranc y Fanlo con 9 cada uno. Más del 40% de los auxiliados proceden de Francia y Cataluña.

Imágenes de la operación de rescate de un montañero en el ibón de Escalar.
Imágenes de una operación de rescate de un montañero en el ibón de Escalar.
Guardia Civil

Un verano más, la Guardia Civil está trabajando a destajo para atender hasta siete rescates de montaña en un solo día. Y es que las cifras de accidentes en actividades deportivas en la naturaleza no se rebajan en la provincia. Desde el pasado 1 de junio, los especialistas de montaña han realizado ya 130 operaciones de auxilio (1,5 de media al día) con un saldo de ocho fallecidos, un centenar de heridos y más de 30 ilesos, según los partes comunicados hasta ahora por la comandancia de Huesca.

El balance de rescates es similar al del verano pasado, aunque, por suerte, de momento el número de víctimas mortales es mucho menor. La temporada estival de 2018, abarcando hasta el 30 de septiembre, se cerró con 17 fallecidos. Este año han perdido la vida siete personas en accidentes. A ellas habría que sumar a Jesús Ríos, un mexicano de 71 años que se perdió en Vió y que apareció 11 días después. La autopsia reveló que murió por un infarto, por lo que no se considera accidente.

Este mes de agosto está siendo especialmente trágico con cuatro víctimas mortales: dos montañeros zaragozanos en el pico Frondiellas (Sallent de Gállego) y en el pico Gabarda (Panticosa), un senderista francés en la Senda de los Caracoles (Bierge) y una montañera madrileña en el pico del Monje (Jaca). En julio se produjo un solo accidente mortal: un barranquista valenciano ahogado en Hecho. Y en junio fallecieron un montañero madrileño en el pico Balaitus (Panticosa) y otro vasco en el Collarada (Canfranc).

Loading...

El estudio pormenorizado de los partes emitidos por la Guardia Civil permite tener una radiografía de las actividades que más auxilios requieren, de los municipios con más actividad de los grupos de montaña o del perfil de las personas rescatadas.

Así, por ejemplo, revelan que el montañismo es la actividad de más riesgo ya que genera el 45% de las operaciones (58). Le siguen el senderismo (35) y el barranquismo (21), aunque los especialistas también han tenido que atender este verano llamadas de auxilio de practicantes de escalada, ‘trail’, ciclismo, parapente y hasta de un bañista en un río.

Récord: 7 rescates el 25 de julio

El 25 de julio fue el día que más avisos tuvo que atender la Guardia Civil con siete. Además, el 13 de julio realizaron seis intervenciones y ha habido hasta ahora otros cinco días con cinco operaciones cada uno: 29 y 30 de junio, 20 de julio y 16 y 17 de agosto. Dos de ellos coinciden con sendos fines de semana de alta ocupación.

Los especialistas de rescate han tenido que atender accidentes en 33 municipios diferentes de la provincia. Ribagorza ha sido la comarca con más percances con 38, aunque 26 de ellos corresponden solo a Benasque. El resto se reparten entre Sahún (5), Viacamp y Litera (1), Isábena (1), Arén (1), Montanuy (1), Baldellou (1), Seira (1) y Tolva (1). En segundo lugar está Sobrarbe con 31 siniestros entre Fanlo (9), Torla (7), Bielsa (7), Tella-Sin (3), Boltaña (2), Broto (2) y Fiscal (1).

El tercer lugar lo comparten la Jacetania y el Alto Gállego con 22 auxilios cada una. En la primera, ha habido intervenciones en Canfranc (9), Aísa (5), Ansó (3), Hecho (3), Aragüés del Puerto (1) y Villanúa (1). Y en la segunda, en Panticosa (14), Sallent de Gállego (7) y Hoz de Jaca (1).

La lista la completan la comarca del Somontano con 9 operaciones en Bierge (5), Alquézar (3) y Estadilla (1); y la Hoya de Huesca con 6, sumando Las Peñas de Riglos (2), Casbas de Huesca (2), Loporzano (1) y Nueno (1).

Seis accidentes en el Aneto

El Aneto sigue siendo uno de los principales polos de atracción del Pirineo y las estadísticas de rescates también lo corroboran ya que lidera la lista con siete intervenciones. Le sigue el Monte Perdido con tres operaciones. Y dentro de los barrancos, destaca Miraval, en Sobrarbe, con cuatro accidentes. En Guara están más repartidos entre el Formiga (2), la Peonera (1) o el Vero (1).

Francia y Cataluña son los lugares de procedencia de más del 40% de las personas rescatadas hasta ahora, con 34 y 20, respectivamente. Pero hay auxiliados de 19 provincias españolas diferentes. Entre ellas, Zaragoza ocupa el segundo lugar con 17, seguida de Madrid (10), Guipúzcoa (8), Huesca (7) y Valencia (6). Y, además, hay nueve países distintos como Alemania (3), Bélgica (3) y otros más inusuales como Venezuela, EE. UU., Líbano o Bulgaria, todos ellos con uno cada uno.

Prácticamente dos de cada tres personas rescatadas este verano por la Guardia Civil son hombres (67,8%). Y la edad media se sitúa en los 43,6 años. El auxiliado más mayor tenía 77 años y sufrió una lesión en el pico Garmo Negro (Panticosa). Otras cinco personas también superaban los 70 años, todos hombres. Y el más joven era un senderista francés de 15 años que se extravió con otros dos jóvenes de 23 y 25 de su misma nacionalidad cerca del embalse de Santa Ana (Baldellou).

Tres infartos y un ictus

Las principales causas de estos siniestros suelen ser caídas o tropiezos en el caso del montañismo y el senderismo, y los saltos a las pozas en el barranquismo, que provocan fracturas, esguinces y luxaciones principalmente. Sin embargo, llama la atención que este verano también han tenido que atender a tres personas con infartos, un ictus, siete casos de deshidratación, indisposición o insolación y tres heridas por clavarse un crampón en la pierna. Además, evacuaron a un montañero con problemas de visión por haber descendido del Aneto sin gafas de protección.   

Etiquetas
Comentarios