Despliega el menú
Huesca

policía nacional

El juez envía a prisión al hombre que se entregó por la agresión en San Lorenzo

La Policía había estrechado el cerco sobre él y finalmente se ha personado voluntariamente en la comisaría. La víctima se encuentra en estado crítico por un traumatismo craneoencefálico. 

La Policía Nacional ha reforzado la seguridad estas fiestas.
La Policía Nacional ha reforzado la seguridad estas fiestas.
R. D. N.

Un golpe violento propinado sin motivo aparente, de madrugada en la zona del Tubo, durante las pasadas fiestas de San Lorenzo, ha acabado con un hombre de 39 años en la Unidad de Cuidados Intensivos en estado crítico por un traumatismo craneoencefálico y el otro, su atacante, de 28, en la cárcel acusado de un delito de lesiones. Ambos son vecinos de Huesca.

El juez decretó este viernes prisión provisional para el presunto agresor, al que los agentes buscaban desde el día 13. Él mismo se había entregado en la comisaría de la Policía Nacional unas horas antes, cuando vio que el cerco se estrechaba sobre su persona.

Los hechos se produjeron en torno a las 6.00 de ese día a la altura del número 40 de la calle de San Lorenzo, en la zona donde están los bares. Víctima y agresor se encontraban en un grupo y sin mediar discusión, comentaron fuentes policiales, le propinó un golpe violento que lo hizo caer, golpeándose la cabeza contra el suelo.

La víctima quedó tendida en la calle pero su atacante no se quedó en el lugar de los hechos. Unas personas del grupo llamaron a los servicios de emergencia. Cuando una patrulla de seguridad ciudadana de la Policía Nacional fue requerida y llegó a la calle de San Lorenzo, a las seis de la madrugada, se encontró a la víctima inconsciente. Según la comisaría, recibió un fuerte golpe, "de manera súbita y sorpresiva", que provocó su caída y el impacto de la cabeza contra el asfalto.

Los presentes no pudieron aportar datos precisos ni de cómo se habían producido los hechos ni de quién era el causante de los mismos. Pero la investigación policial determinó que fue el golpe recibido el que provocó la caída.

El hombre fue atendido en la calle y luego trasladado al hospital San Jorge de Huesca, pero dada la gravedad de su estado se dispuso su inmediato traslado al Clínico de Zaragoza. El departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón aseguró este viernes que su estado es crítico y permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos con un traumatismo craneoencefálico.

El hecho de que el ataque fuera por sorpresa pilló desprevenida a la víctima, que ni siquiera pudo protegerse para aminorar el impacto al caer al suelo.

El atacante tiene un antecedente policial antiguo, pero no está considerada una persona conflictiva, lo que ha añadido todavía más interrogantes a este caso, dado además que no medió una discusión previa.

La investigación ha corrido a cargo del grupo de Policía Judicial de la comisaría provincial. Los agentes no obtuvieron datos precisos del agresor en el lugar de los hechos, pero acabaron por averiguar cómo había ido a parar al suelo la víctima así como la identidad del autor. Se había establecido un dispositivo para proceder a su detención. Según fuentes de la comisaría, "conocedor de este cerco policial, decidió entregarse, personándose voluntariamente en las dependencias de Policía Nacional", este viernes por la mañana. Inmediatamente se le arrestó acusado de un delito grave de lesiones.

Durante las fiestas de Huesca hubo seis detenidos en relación con tres peleas, y otros dos por atentado a agente de la autoridad cuando los policías mediaban en una discusión.

Etiquetas
Comentarios