Huesca

fiestas de san lorenzo

Llega el sosiego con flores, frutos y albahaca para el santo al caer la tarde

Alrededor de 2.000 personas con trajes típicos y 20 asociaciones participaron en la tradicional ofrenda a San Lorenzo en el último día de las fiestas de Huesca. 

Personas de todas las edades participaron en la ofrenda luciendo trajes tradicionales o típicos de distintas épocas y zonas de Aragón.
Personas de todas las edades participaron en la ofrenda luciendo trajes tradicionales o típicos de distintas épocas y zonas de Aragón.
Rafael Gobantes

El Coso, que el 9 de agosto bullía con la cabalgata de inicio de las fiestas de Huesca, fue este jueves una pasarela de tradición y recogimiento. Alrededor de 2.000 personas participaron en la Ofrenda de flores y frutos a San Lorenzo, uno de los últimos actos del programa laurentino que en los últimos años congrega cada vez a más oscenses, en el desfile y en las aceras.

El calor dio ayer por la tarde una tregua para que mayores y pequeños pudieran lucir los trajes tradicionales de la provincia y de otros lugares de Aragón. En la plaza de San Lorenzo, ante la iglesia, el santo esperaba en su peana para recibir a todos y cada uno de ellos.

La comitiva partió a las 19.00 de la avenida de Monreal y continuó por el Coso. Iba encabezada por la representación municipal que ostentaban el concejal de Cultura y Fiestas, Ramón Lasaosa, y la concejala de Relaciones Institucionales, Rosa Serrano. Entre ambos portaban un centro de albahaca y flores blancas con la imagen corporativa del Ayuntamiento, una fusión de la hache con un caballo. Antes de su llegada a la plaza, Asun Sierra leyó la oración al santo, que este año correspondió a la Real Cofradía de San Lorenzo, hermandad que se alterna con la del Santo Cristo de los Milagros y San Lorenzo mártir en este cometido. La plegaria finalizó con un animoso ¡viva! al patrón de Huesca y las ofrendas empezaron a llegar.

En la fachada de la iglesia, consagrada a San Lorenzo, la gran parrilla comenzó a tapizarse con los colores de las flores y el verde la albahaca en forma de ramos, escudos, emblemas... Los frutos y las hortalizas de la huerta, que también se obsequian en este acto, se depositaron en el entarimado que se instala delante de la peana. Después, se repartirían entre los centros asistenciales.

Tras la de los concejales llegó la ofrenda de Real Cofradía de San Lorenzo, seguida de la que portaron las mairalesas de los barrios y las peñas de Huesca. En el desfile participaron una veintena de entidades de toda la ciudad y ayer se estrenaron la Asociación de Rumanos en Huesca Fraternitatea, Asociación Aprear de Guinea Conakry, Asociación Hermanas y Hermanos de Senegal y Asociación Burkinabe, también con sus trajes tradicionales.

Para paliar la sed del paseo y el peso de algunos atuendos, la empresa de regiduría y producción que contrata el Ayuntamiento repartió botellines de agua. Sentados en los veladores y los bancos dispuestos en el Coso, los espectadores contemplaron una muestra de la rica indumentaria del Alto Aragón, las ropas de los labradores de antaño, los llamativos moños de picaporte y los trajes de sevillana.

De nuevo, los Danzantes

También tuvieron oportunidad de ver bailar la jota por parte de los grupos folclóricos participantes en el desfile y, por su supuesto, de admirar una vez más a los Danzantes de Huesca, que volvieron a saltar con sus espadas ante el santo, como hicieron la mañana del día 10. Este año, la ofrenda de la Agrupación correspondió a la familia del danzante Daniel Cejalvo Ara.

Además de los grupos, son muchas las personas que cada año acuden a la ofrenda a título particular, en familia o con amigos, con trajes típicos o vestidas de peñista. Para todo ellos, el presentador del acto, Pablo Gracia, de la Asociación Cultural Acordanza, tuvo palabras simpáticas mientras se acercaban a depositar su obsequio. Como buen conocedor del folclore y la tradición, explicó los detalles de algunos de los vestidos y peinados con auténtico entusiasmo.

Poco a poco, la tarde fue cayendo y la gran parrilla se fue llenando de ramos, flores y espigas, colocados por los empleados municipales y que lucirán durante unos días.

Etiquetas
Comentarios