Despliega el menú
Huesca

feria de la albahaca

El banderillero Gómez Pascual, de la cuadrilla de Cayetano, evoluciona favorablemente de su cornada en Huesca 

El subalterno fue corneado en el muslo. Ha pasado la noche con dolores pero animado.

El banderillero Gómez Pascual fue corneado en Huesca.
El banderillero Gómez Pascual fue corneado en Huesca.
Rafael Gobantes

El banderillero Javier Gómez Pascual, integrante de la cuadrilla de Cayetano Rivera que este lunes recibió una fuerte cornada en la tercera corrida de abono de la Feria de la Albahaca, evoluciona favorablemente de sus lesiones. Gómez Pascual fue intervenido quirúrgicamente en la enfermería de una herida por asta de toro en el muslo derecho, “con orificio de entrada de unos 12 centímetros y una trayectoria ascendente de 30”, que le seccionó casi por completo el vasto interno en la cara interior del cuádriceps, según rezaba el parte médico firmado por Enrique Crespo, cirujano jefe de la plaza de toros de Huesca.

Seguidamente, el subalterno fue trasladado al hospital San Jorge, donde ha pasado la noche con dolores pero animado. “Lleva una cornada fuerte y es normal que sienta las consecuencias. La cuadrilla ha pasado a verle a primera hora de la mañana y se encontraba fuerte mentalmente, con ganas de recuperarse pronto”, ha explicado Curro Vázquez, apoderado de Cayetano, quien este miércoles torea en San Sebastián y no ha podido quedarse más tiempo a acompañar a Gómez Pascual.

Hemos dormido en Huesca y, tras visitarle y ver que evoluciona favorablemente, hemos emprendido el viaje hacia el norte. Él, a la espera de recibir el alta, se ha quedado en el hospital en compañía de su mujer”, ha añadido Curro Vázquez, sobre un Gómez Pascual que fue corneado al salir al quite de Cayetano cuando este quedó desprotegido de capote y a merced de uno de los toros de Sánchez Arjona que se lidiaron el lunes, en una tarde accidentada en la que Pablo Aguado también dio el susto.

El diestro sevillano estaba cerrando la faena de muleta a su primer oponente cuando éste se revolvió y lo encunó con peligro, provocándole una contusión en el codo que, aunque no le impidió proseguir con la lidia, quedó pendiente del posterior estudio radiológico.

Etiquetas
Comentarios