Despliega el menú
Huesca

la procesión 

San Lorenzo se da un baño de multitudes en el día grande de las fiestas

El buen tiempo y la coincidencia en sábado ha llenado de público las calles del centro de la ciudad desde primera hora de la mañana para jalear al patrón.

La procesión de San Lorenzo, en el día grande de las fiestas, es siempre multitudinaria, pero este sábado el buen tiempo y la coincidencia con el fin de semana han llenado más que nunca las calles del centro de Huesca para jalear al patrón. Ha sido un desfile colorista y emotivo en el que el público ha disfrutado con los bellos trajes aragoneses y el baile de los Danzantes

Minutos después de que estos concluyeran su primera actuación en una plaza de San Lorenzo abarrotada, en torno a las 9.30, ha asomado por la puerta de la basílica el busto del santo, precedido por cientos de personas vestidas de blanco y verde o con ropajes tradicionales. En la cola de la comitiva la corporación municipal, con todos los concejales con sus bandas (a excepción de los dos de Con Huesca) Podemos, y los Danzantes acompañados de la Banda de Música. 

Aplausos y vítores por las estrechas calles del casco antiguo hasta llegar a la plaza de la Catedral, donde se ha unido el cabildo catedralicio. En el patio del ayuntamiento, situado enfrente, esperaban las autoridades invitadas, que han visto como los Danzantes entraban bailando en el palacio consistorial. La consejera de Economía, la oscense Marta Gastón, ha sido la representante del Gobierno de Aragón. La portavoz adjunta del PP en las Cortes, Mar Vaquero, también viajó a Huesca para asistir a la procesión. También estaba el coronel Carlos Crespo, máximo responsable de la Guardia Civil en Aragón. Y no faltó a su cita el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, que participó en el desfile vestido con el traje tradicional junto a su familia.  

Desde la plaza de la catedral, la procesión ha descendido por la Costanilla de Santiago hasta llegar al Coso, donde el busto de San Lorenzo se ha paseado arropado por el fervor y el calor popular. Ya una vez en la basílica, ha comenzó la misa, presidida por el obispo de Huesca, Julián Ruiz. En la parte musical han actuado la Coral Ars Nova, la Coral Oscense y el Coro Ars Musicae, con Rubén Justes al órgano y dirigida por Conrado Betrán. 

Momento para la crítica política

La procesión es un momento de fervor y devoción por el santo, también una muestra del sentimiento de pertenencia a una ciudad, pero además es aprovechada para la crítica política. A lo largo del recorrido, hay varios espacios para los reproches ciudadanos. Un clásico es el rincón del Jerezano, donde un grupo de personas han exhibido papeletas en blanco, en clara alusión al voto que dio la alcaldía a Luis Felipe. En este asunto han incidido también los peñistas que en la Costanilla de Santiago han entregado un regalo al alcalde, algo que también es ya tradicional. Los de la Cuesta de Santiago, como así se denominan, le han dado una bolsa transparente con una tarjeta que dice "Lo teníamos todo pensando... pero los cambios de última hora nos han dejado en blanco". 

Y un ciudadano ha parado unos segundos el desfile para entregar a Luis Felipe una botella con agua de Cillas. Álvaro Monzón, activista de Equo y miembro de la plataforma de Loporzano que quiere poner veto a las granjas de porcino, ha querido denunciar con este gesto la proliferación de la ganadería intensiva y la contaminación de los acuíferos.    

Por otra parte, el alcalde y la subdelegada del Gobierno han señalado que las fiestas están transcurriendo sin incidentes graves, salvo alguna pelea (el viernes la Policía Nacional detuvo a cuatro personas por diversos altercados). Para evitar la polémica del año pasado sobre las agresiones sexuales y la falta de información, Luis Felipe ha decidido reunir cada mañana, a las 9.30, a la junta de portavoces, con asistencia de los jefes de la Policía Local y los Bomberos, que darán cuenta de cualquier hecho inusual. A la reunión asistirá también un representante del Instituto Aragonés de la Mujer.

El alcalde ha valorado la gran afluencia de público, mayor que en años anteriores, "por el tiempo y las fechas", y se ha felicitado por la ausencia de incidentes graves. Y ha considerado "una buena práctica" la reunión de la junta de portavoces para que en "unas fiestas multitudinarias" todos los representantes municipales tengan conocimiento de lo que ocurre.        

Según ha dicho la subdelegada del Gobierno, Isabel Blasco, solo se han producido "cuestiones normales derivadas del exceso de consumo de determinadas sustancias", y ha agradecido el comportamiento de la gente. La previsión de la llegada de miles de visitantes el fin de semana aconsejó reforzar el dispositivo de seguridad, "con Policía que se ve" y "Policía que no se ve".     

Etiquetas
Comentarios