Despliega el menú
Huesca

regadíos

El agua vuelve a circular por el Canal de Aragón y Cataluña tras la reparación del tramo hundido

El presidente de los regantes felicita a la CHE por cumplir con los plazos pero urge a la administración a "rejuvenecer" infraestructuras de riego como esta, con más de 100 años de antigüedad. 

El agua ya corría en la mañana de este viernes por el canal.
El agua ya corría en la mañana de este viernes por el canal.
Confederación Hidrográfica del Ebro

El agua ha vuelto a circular en la mañana de este viernes por el Canal de Aragón y Cataluña tras concluir la obra de emergencia para reparar esta infraestructura vital para el riego de miles de hectáreas en las dos Comunidades, que sufrió una rotura a finales de julio. Los trabajos realizados por la Confederación Hidrográfica del Ebro han concluido en el plazo previsto y, aunque quedan actuaciones por realizar, según han explicado desde el organismo de cuenca, al menos se ha recuperado el suministro a través de esta canalización. "La prioridad era que pasara agua", han señalado.     

La rotura se produjo el 29 de julio a la altura de Tamarite de Litera, lo que obligó a cortar el riego a una superficie de unas 20.000 hectáreas en el momento de mayor demanda de la campaña. Mientras se han acometido las obras de reparación del tramo hundido, se ideó un sistema alternativo para alimentar a la superficie afectada. 

Coincidiendo con la reparación, la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña ha puesto en marcha la operación de retrobombeo, que consiste en llevar canal arriba 4 metros cúbicos de agua por segundo, procedente del río Noguera-Ribagorzana, para ahorrar reservas del embalse de Barasona y que los regantes que se suministran de esta pieza de regulación puedan completar la campaña. Barasona es el embalse con menos capacidad de todos las de esta Comunidad, que se abastece también de los tres pantanos del río Noguera-Ribagorzana (Santa Ana, Canelles y Escales) y de San Salvador.

Su presidente, José Luis Pérez, ha felicitado a la Confederación Hidrográfica del Ebro "porque se puso un plazo y hay que reconocer que lo ha cumplido". No obstante, insistió en el mensaje que ha lanzado en los últimos días sobre la antigüedad de las conducciones de riego. En concreto, este canal tiene más de 100 años. "Aunque ha habido parcheos, hace falta una reconversión seria. Las principales infraestructuras son las carreteras, los ferrocarriles y los canales de riego. Las primeras se han transformado en autovía, ha llegado el tren de alta velocidad, pero los canales necesitan rejuvenecerse", ha dicho.   

El hundimiento de la solera del canal provocó una gran fuga subterránea que, a su vez, causó el hundimiento de un tramo del camino que corre paralelo y abrió un boquete lateral por el que se filtraron millones de litros de agua hacia campos y granjas de los alrededores. 

Etiquetas
Comentarios