Despliega el menú
Huesca

Fiestas de San lorenzo 

Alboroto en el nido de hospital San Jorge porque llega la peña Chupetín

La planta de Pediatria del centro hospitalario de Huesca celebra el 9 de agosto, día de inicio de las fiestas, vistiendo de blanco y verde a los niños y niñas nacidos en los últimos tres días, que tienen pancarta propia

Los recién nacidos felicitan las fiesta de San Lorenzo de Huesca desde el Hospital San Jorge
Los recién nacidos felicitan las fiesta de San Lorenzo de Huesca desde el Hospital San Jorge
Isabel García Macías

El nido de la segunda planta del Hospital San Jorge se alborota a primera hora de la tarde del 9 de agosto. La peña Chupetín lleva la fiesta a la zona del neonatología, donde los niños y niñas nacidos en los últimos tres días lucen de blanco y verde para protagonizar una fotografía que, después de 31 años, es ya todo un clásico en el San Lorenzo de Huesca. Dispuestos en una cuna, con la faja y el pañuelo verdes y el pijama blanco, este viernes han posado de lo más formal. Ha habido algún amago de llanto que no ha llegado a más.         

Megan, Gael, Álvaro, Mario, Nyan, Leo, Fátima, Luna y Ziad son los nuevos integrantes de la peña más joven de Huesca, en lo que a edad de sus socios se refiere. Hace 31 años que una matrona comenzó con la tradición de vestir a los niños con la indumentaria propia de San Lorenzo y hace 12 años la entidad peñista dio un paso más y eligió un nombre: Chupetín. 

Es difícil dejar de mirarlos, compartiendo una cuna que se antoja enorme. Marina Castro, enfermera de Pediatría, explica que a las 17.30 de este viernes son nueve los recién nacidos que están en la planta. "Ahora mismo tenemos nueve, aunque aquí hay ocho porque uno no ha podido estar". De ellos, tres son niñas y ninguno lleva el nombre del patrón de Huesca, "aunque ayer se dio de alta a un Lorién", añade. 

Delante de la cuña peñera están José Miguel Otín, Ana Lobarte e Ignacio, de casi tres años, que en brazos de su padre contempla el barullo que se ha formado alrededor del nido. Su hermano, Álvaro, es uno de los nuevos peñistas de Chupetín. "Nació el 6, por cesárea programada, y nos ha hecho mucha ilusión que coincida con este día", explican los progenitores. "Somos de Huesca y estamos muy contentos, verlo así con todos los demás es un orgullo muy grande...", dicen. 

José Miguel Otín explica que "no esperaban todavía al pequeño Álvaro". "Se ha adelantado 20 días y nos ha pillado un poco de improviso a todos", añade. Su padre y su hermano también están vestidos de peñista "porque estos días hay que ponerse así". 

La peña El Chupetín tiene este año el doble de socios que en 2018, cuando fueron solo cuatro integrantes. "Llevamos unos meses con una natalidad alta, que pueden ser nueve o diez niños nacidos a la semana", explica la enfermera. "Ahora tenemos ocho y van a venir más", añade con ilusión.

J

 

Etiquetas
Comentarios