Despliega el menú
Huesca

embalses

El llenado de Montearagón se reiniciará tras 6 años de parón por la inestabilidad de la ladera

Las obras para solucionar el deslizamiento detectado en 2013 acaban en septiembre y después hay que limpiar la vegetación del vaso.

El llenado del embalse está parado e la cota 554 desde 2013
El llenado del embalse está parado e la cota 554 desde 2013
Rafael Gobantes

El llenado del embalse de Montearagón se reiniciará a finales de este año o principios del que viene. Son los plazos que maneja la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para reanudar la puesta en carga que empezó en 2010 y tres años después quedó paralizada por los deslizamientos de tierras detectados en la margen izquierda de pantano, a unos 4 kilómetros de la presa, que está situada en el término de Loporzano y a 13 km de distancia de la ciudad de Huesca.

La entrada de agua se paró en 2013 en la cota 554, primero de los tres escalones del plan de llenado. Durante cinco años se analizó el comportamiento del terreno y tras comprobar que una de las sondas seguía registrando movimientos se decidió acometer la estabilización de la ladera. Si se hubiera seguido almacenando agua la parte más baja del terreno inestable hubiera quedado inundada por encima de dicha cota, con el consiguiente riesgo. Las obras comenzaron a principios de septiembre del año pasado, con un coste de 1,5 millones.

Solo unas semanas después del inicio de los trabajos se produjo un derrumbamiento en la zona donde se había abierto una zanja para colocar los tubos de drenaje. Era en un talud de 15 metros de altura. El Consejo de Ministros aprobó a finales del pasado mes de noviembre una intervención de emergencia para que pudiera continuarse con las obras de estabilización.

Diez meses después, según el plazo establecido en el pliego de las obras para asegurar el terreno, estos trabajos están en su recta final. Está previsto que finalicen el próximo mes de septiembre. Se estará entonces en condiciones de reiniciar la puesta en carga del embalse. Montearagón puede almacenar 51,5 hectómetros cúbicos, pero no ha podido rebasar el 30% de su capacidad por el riesgo de que el agua subiera hasta el punto de la ladera donde se observaron los deslizamientos.

Importante masa forestal

De todas formas, el llenado no se reanudará en cuanto terminen las obras, ya que antes hay que llevar a cabo la limpieza de las zonas de dentro del vaso del embalse que presentan una densa vegetación. Es necesario eliminarla para evitar que se acumulen residuos y proliferen las algas, lo que puede colmatar el pantano

Los trabajos que hay que ejecutar se desarrollarán en tres emplazamientos. Asimismo, es preciso acondicionar 2.000 metros de caminos ya existentes y abrir 2.505,29 metros de nuevas sendas. La principal zona boscosa que hay que limpiar se ubica en el Barranco de Lienas donde se han delimitado cuatro subzonas diferenciadas, con un volumen de masa forestal total de 70.578,49 metros cúbicos. Además, en otros dos puntos del vaso se talarán 123 árboles.

La CHE ha sacado a concurso estos trabajos, con un presupuesto de a 370.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses. Su evolución condicionará el momento de retomar el llenado.

Las obras del embalse de Montearagón terminaron en septiembre de 2006 pero su recepción definitiva fue en mayo de 2009. La construcción de esta presa, de 86 metros de altura, tiene como objetivo el riego de 4.140 hectáreas, el abastecimiento de Huesca (que tendrá una reserva de hasta 5 hm³/año), el mantenimiento del caudal ecológico del río (con una reserva de otros 5 hm³/año) y la laminación de avenidas al reducir el efecto de los caudales circulantes aguas abajo.

El presupuesto inicial era de 30,62 millones de euros, pero ya se llevan invertidos más de 66 y todavía no está funcionado 

Etiquetas
Comentarios