Despliega el menú
Huesca

huesca

Jornada récord con siete rescates en apenas seis horas en el Pirineo y Guara

En lo que va de semana, la Guardia Civil ha realizado ya 16 intervenciones auxiliando a 22 personas. Entre ellas, 8 proceden de la provincia de Barcelona y otras 8 tienen nacionalidad francesa.

Imagen del laborioso rescate realizado en Canfranc.
Imagen del laborioso rescate realizado en Canfranc donde un montañero navarro sufrió una caída en el pico La Moleta.
Guardia Civil

La Guardia Civil estuvo el jueves cerca de batir un récord ya que tuvo que atender siete rescates de montaña en poco más de seis horas. En lo que va de semana, el número de intervenciones se eleva ya a 16 con un total de 22 personas auxiliadas mientras hacían actividades de senderismo, montañismo y barranquismo. De ellas, 8 procedían de Barcelona y otros 8 tienen nacionalidad francesa.

La ajetreada jornada del jueves arrancó a las 10.15 con un aviso de un senderista con una lesión de tobillo en la ruta del Lago Urdiceto (Parzán- Bielsa). Al tener el lugar un camino accesible en vehículo todoterreno, una patrulla de Seguridad Ciudadana de Bielsa se desplazó al la zona y tras localizarlo, lo evacuaron al centro de salud de Lafortunada. Era un hombre de 27 años, vecino de la provincia de Barcelona.

El segundo aviso llegó a las 12.20 de un grupo de 5 senderistas que se encontraban el día anterior realizando el GR-11 entre el refugio de Pineta y Goriz, en el término municipal de Fanlo, y dos de ellos se habían separado y no habían llegado a Góriz. Se dirigió al lugar el Greim de Boltaña con la Unidad Aérea de Benasque y el médico de 061, y tras realizar varios vuelos localizaron a los dos montañeros en el Collado de Arrablo. Al parecer, el día anterior se les había hecho muy duro el recorrido y habían decidido pasar la noche antes de llegar al refugio sin poder avisar por falta de cobertura. Finalmente les acompañaron al refugio de Góriz. Los rescatados eran dos ciudadanos belgas de 53 y 46 años.

Sobre las 14.10 llegó una nueva llamada, este vez desde el refugio de Bachimaña informando de que una mujer había sufrido un tropiezo en los ibones azules y había podido llegar hasta el refugio pero no podía continuar. Se dirigieron hasta allí el Ereim de Panticosa con el helicóptero de Huesca y un sanitario del 061. Tras valorar a la accidentada se le inmovilizó la pierna y se trasladó a Panticosa, y de allí al hospital de Jaca. Era una vecina de Zaragoza de 38 años.

A las 15.05 se informó de que una barranquista francesa de 21 años habría sufrido una lesión cuando descendía el barranco Peonera Inferior (Bierge). Se desplazaron a la zona el Ereim y el helicóptero de Huesca con el sanitario de 061. Tras hallar a la accidentada en el fondo del barranco, el helicóptero tomó tierra en las inmediaciones y se dirigieron a pie los especialistas y el sanitario, que evacuaron a la mujer al hospital San Jorge.

A las 16.15 recibieron el quinto aviso del día. Un montañero se había hecho una herida en una pierna en el Collado de Linza (Ansó). Al lugar acudieron el Sereim de Jaca con la Unidad Aérea de Huesca y sanitario 061, que tras localizar al montañero le aplicaron una primera cura y lo evacuaron al hospital de Jaca. El rescatado era un varón de 23 años.

Solo 15 minutos después fueron avisados de que había uno de los miembros de un grupo de ciudadanos franceses que se encontraban en los alrededores de Punta Suelza (Bielsa) había sufrido un desvanecimiento y podría tratarse de un ictus. Se dirigieron al lugar urgentemente el Sereim de Jaca con el helicóptero de Huesca y el sanitario 061, que trasladaron a la afectada a una zona hasta donde esperaba una ambulancia, que lo evacuó finalmente a un centro médico. Era una mujer francesa de 46 años.

Y la última intervención del jueves se activó a las 16.45, cuando les informaron de que una senderista había sufrido un tropiezo en la pasarelas de Mont-Rebei (Tolva) y se había golpeado el coxis y no podía continuar. Acudieron el Greim y el helicóptero de Benasque con un médico del 061. Tras localizar a la accidentada en una zona muy abrupta, el helicóptero dejó a los especialistas en medio de una rampa descompuesta junto a un acantilado y una vez junto a la senderista, la atendieron y la evacuaron mediante un ciclo de grúa, siendo trasladada a Benasque y de allí a un centro médico. Era una mujer de 43 años y vecina de Vilanova i la Geltru (Barcelona).

La semana también comenzó con mucho trabajo ya que en la noche del 21 al 22 de julio, dos montañeros dieron aviso de que se encontraban desorientados y agotados en las inmediaciones de la Faja de las Flores (Ordesa). Debido a que la zona era óptima para pasar la noche y disponían de material, a las 7 de la mañana se dirigieron al lugar personal del Greim de Boltaña, con el helicóptero de Benasque y tras localizar a los montañeros fueron evacuados ilesos. Eran dos hombres vecinos de Barcelona de 50 y 42 años.

El según aviso del día fue recibido a primera hora de la mañana, indicando que cuatro montañeros estaban en el Circo de Cotatuero (Ordesa) realizando un recorrido entre Ordesa y la Brecha de Rolando y durante la noche se habían encontrado mal con vómitos y diarrea, no pudiendo continuar con su recorrido. Se desplazó hasta el lugar el mismo personal que en el rescate anterior y tras localizar a los cuatro montañeros fueron trasladados a la pradera de Ordesa donde una ambulancia los llevó al centro de salud de Broto. Eran cuatro vecinos de la provincia de Barcelona, dos hombres de 30 años y dos mujeres de 25.

Además, sobre las 17.25 los mismos especialistas que en los dos rescates anteriores acudieron a la zona de la Escupidera de Monte Perdido (Fanlo) ya que había un hombre afectado por una posible insolación que sufría mareos, vómitos e incluso pérdidas de conciencia. Tras localizarlo, fue evacuado en el helicóptero hasta Boltaña y de allí en ambulancia al centro de salud de Aínsa. Era un hombre francés de 28 años.

Ya el martes hubo otros cuatro rescates. Sobre las 14.15 llegó un aviso del 112 SOS Aragón, informando que cuando descendía del Pico La Moleta un hombre se había fracturado una pierna. Se trasladaron el Sereim de Jaca con la Unidad Aérea de Huesca y un sanitario del 061. Tras sobrevolar la zona y realizar todo el recorrido entre Canfranc y el Pico La Moleta no se localizó al montañero, depositando a los especialistas y al médico en el pico para que realizaran el descenso a pie, volviendo a dar negativa la localización. Tras varias horas de vuelo sin éxito, volvió a dejar a los especialistas en otra zona próxima al Ibón de Ip, para que recorrieran el barranco del mismo nombre y posteriormente bajar cerca de los cortados hasta la carretera, donde fueron recogidos por una patrulla de Seguridad Ciudadana de Canfranc ya de noche. 

Tras recoger material, los especialistas de montaña, sobre las 23.00, iniciaron a pie el recorrido de ascenso hasta la Pala de Ip, sin éxito también. Después de toda la noche de búsqueda, a primera hora fueron recogidos por el helicóptero y junto con más personal de la Sereim de Jaca iniciaron labores de búsqueda por varios puntos a la vez, siendo localizado el herido sobre las 10.30 en una zona de bosque a unos 2.100 metros de altitud. Tras inmovilizarle la pierna, fue trasladado al Hospital San Jorge de Huesca. Era una vecino de Navarra de 47 años que sufrió una caída por una canal fracturándose tibia y peroné.

Sobre las 11.45 llegó otro aviso indicando que una persona se había lesionado un tobillo en la senda del Carretón, en Canfranc. El Sereim de Jaca, la Unidad Aérea de Huesca y sanitario del 061 le inmovilizaron la pierna y lo trasladaron al hospital de Jaca. Era un hombre de 63 años, vecino de Zaragoza.

A las 13.25 se puso en marcha otro rescate después de informar que en el barranco del Vero había una persona se había lesionado un tobillo. El Ereim, la Unidad Aérea de Huesca y el sanitario del 061 localizaron al herido en una zona de difícil acceso. El helicóptero dejó a los especialistas y al médico en un lateral de barranco mediante un apoyo parcial y estos se dirigieron a pie hasta el herido. Después de inmovilizarle la pierna, los pilotos accedieron hasta el mismo cauce en una zona muy confinada, consiguiendo sacar del lugar al barranquista rápidamente. Se trataba de un varón francés de 61 años que fue trasladado al hospital San Jorge.

Y la jornada se cerró con otra intervención a las 14.10 para auxiliar a una persona que se había lesionado en el barranco Barrasil (Rodellar-Bierge), Al encontrarse el equipo anterior actuando en la zona, se localizó al accidentado en el entorno de las balsas de Basacol y fue recogido por el helicóptero, que lo trasladó al hospital San Jorge con una luxación de rodilla. Era un francés de 17 años.

Además, el miércoles se llevaron a cabo otras dos operaciones de rescate, ambos por el Greim de Boltaña con personal de la Unidad Aérea de Benasque y el médico del 061. El primer aviso llegó a las 14.45 indicando que una barranquista francesa de 43 años se había lesionado la espalda cuando descendía el barranco Miraval (Tella-Sin). Tras ser localizada, fue evacuada a Boltaña y de allí en ambulancia al hospital de Barbastro.

Y el segundo aviso se recibió a las 15.30 informando de que dos franceses de 53 y 52 años se encontraban enriscados tras haberse desorientado en la zona de la Faja de los Maquis (Bielsa), Tras ser localizados fueron trasladados hasta el Valle de Pineta ilesos.

Etiquetas
Comentarios