Huesca

Huesca

El grupo Vitalia proyecta una residencia de mayores en el solar de Textil Bretón

El desarrollo urbanístico de este suelo, de unos 6.000 m2 de superficie y muy próximo al centro de la ciudad, está pendiente desde hace casi 40 años y en este tiempo se ha vinculado a varios usos.   

El solar de Textil Bretón tiene una superficie de algo más de 6.000 m2 y está próximo al centro
El solar de Textil Bretón tiene una superficie de algo más de 6.000 m2 y está próximo al centro
Rafael Gobantes

Primero iba a ser para una biblioteca y después para viviendas y también se vinculó a la Estación Intermodal. Finalmente, en el solar de Textil Bretón, una pastilla de suelo vacía desde hace 40 años en el casco urbano de Huesca, se construirá una residencia de mayores con 130 camas más otras 30 plazas para centro de día. El grupo Vitalia Home promueve un proyecto que supondrá una inversión de alrededor de 8 millones de euros y que, dependiendo del inicio de las obras, podrá ser una realidad a finales de 2020 o en el 2021.

Representantes de esta compañía, que está en expansión dentro del sector asistencial, se reunirán con los responsables municipales la próxima semana. Su intención es agilizar los trámites de forma que las máquinas puedan entrar en el solar dentro de cuatro o cinco meses.

El presidente del grupo empresarial, José María Cosculluela, ha explicado que hacía tiempo que buscaban un terreno en la ciudad de Huesca para edificar una residencia de mayores. En la provincia, la compañía cuenta con centros en Chimillas, Jaca y Sabiñánigo. La oportunidad surgió cuando el solar de Textil Bretón salió a subasta. «Hubo varias ofertas y la nuestra fue la mejor», ha dicho. Por el suelo, que pertenecía a varios propietarios, Vitalia ha pagado 2,6 millones de euros.

El solar de Textil Bretón, situado junto al trazado de la antigua vía ferroviaria y próximo al polígono Martínez de Velasco, está actualmente destinado a la construcción de viviendas, pero parece que es compatible con el uso asistencial. Vitalia ya tiene claro lo que quiere hacer aquí. Se trata de un centro innovador estructurado en siete ‘unidades de convivencia’ para grupos de afinidades formados por 20 o 25 personas.

El presidente de Vitalia Home ha indicado que «los ocupantes de cada unidad viven absolutamente independientes del resto y tienen su sala de estar, comedor… y sus propios cuidadores». Esta propuesta se complementa con un apartamento y un comedor para que las familias de los usuarios vayan a comer, a pasar un fin de semana o a estar más cerca de ellos si están enfermos.

La residencia atenderá a mayores válidos y asistidos. Para ello, el grupo prevé la creación de 65 o 70 empleos entre médicos, terapeutas, enfermeras, auxiliares de enfermería…

El modelo de Vitalia, que se basa en «un sistema de cuidados con la atención centrada en la persona», según explicó Cosculluela, no será la única novedad de la residencia de Textil Bretón. En el centro se instalará también una unidad de terapias intensivas que, además de prestar atención a los usuarios de la residencia, estará abierta al público para desarrollar tratamientos de fisioterapia, terapia ocupacional, psicoterapias...

Es una de las formas de integrar el nuevo centro en el barrio. «Yo defiendo que las residencias tienen que ser servicios de proximidad, que las personas mayores tienen que vivir donde han vivido toda la vida y por eso tratamos de buscar ubicaciones absolutamente centradas en las ciudades», manifestó Cosculluela.

Recuperar la fuente del Ibón

El plan urbanístico vigente contempla en este solar dos bloques de pisos con planta baja y cinco alturas, más ático. El convenio firmado con los propietarios en 2015 reservaba 700 m2 para el Ayuntamiento de Huesca, que se tiene que hacer cargo de derribar las edificaciones situadas en la parte del solar asfaltada, que es municipal.

Vitalia construirá alrededor de 6.000 m2 con un proyecto cuyo diseño debe consensuarse con los técnicos del Ayuntamiento, ya que el centro de mayores no se edificará con mucha altura. Sí está previsto que haya un jardín donde estaría la fuente del Ibón.

Cosculluela, nacido en La Fueva, reconoce que «es más una querencia mía que otra cosa». En este solar estaba la antigua fuente del Ibón y «si es factible, encontramos el venero y se puede, y no hay problemas con la Confederación Hidrográfica del Ebro ni con el Ayuntamiento me gustaría restaurarla para los jardines de este centro». 

Etiquetas
Comentarios