Huesca

huesca

Alain Rousset, hijo adoptivo de Canfranc por su impulso a la reapertura

El presidente de Nueva Aquitania no pudo acudir a su nombramiento por un contratiempo familiar de última hora.

El alcalde de Canfranc y el vicepresidente de Nueva Aquitania, en el centro, con otras autoridades
El alcalde de Canfranc y el vicepresidente de Nueva Aquitania, en el centro, con otras autoridades
Laura Zamboraín

Alain Rousset ya es hijo adoptivo de Canfranc Estación, pero, desafortunadamente, el presidente de Nueva Aquitania no pudo acudir este viernes a su nombramiento debido a un contratiempo familiar de última hora.

En su lugar estuvo Bernard Uthurry, vicepresidente de la región francesa, quien, ante la ausencia de Rousset, tuvo que improvisar rápidamente un pregón, ya que el presidente francés era también el pregonero de las fiestas de esta localidad del valle del Aragón. No obstante, "en cuanto pueda", Rousset viajará a Canfranc para agradecer personalmente su nombramiento como hijo adoptivo.

El Ayuntamiento de Canfranc celebró este viernes por la mañana un pleno en el que se aprobó el nombramiento de Alain Rousset como hijo adoptivo de Canfranc, cuyo acto tuvo lugar por la tarde. Con la presencia de la corporación municipal y otras autoridades españolas y francesas, se leyó un argumentario en el que se explican las razones por las que se decidió este nombramiento. Rousset es "uno de los mayores impulsores" de la lucha por la reapertura, apoyando esta reivindicación "no sólo con palabras, con hechos". Bajo su presidencia se ha renovado y modernizado el tramo entre Pau y Olorón, se ha vuelto a abrir al tráfico ferroviario el tramo entre Olorón y Bedous, dejando el tren a tan solo 25 kilómetros del túnel de Somport. Todo ello "utilizando fondos propios y no exento de muchas críticas".

Fernando Sánchez, alcalde de Canfranc, agradeció el esfuerzo realizado por Rousset por reabrir la línea de Canfranc. "Es un referente para nosotros, esta va a ser su villa de adopción para siempre y estoy seguro que pronto lo veremos por aquí", añadió.

La idea de nombrar un hijo adoptivo "surgió en el anterior mandato", explicó el primer edil. "Y no encontramos una persona más idónea para esto y para el comienzo de fiestas" añadió. Sánchez aseguró que se está cerca de conseguir la reapertura de la línea internacional, "pero lleva 49 años cerrada y somos conscientes de que no va a ser fácil abrirla". No obstante, apuntó que "si seguimos con este empeño, tanto de Aquitania como del Gobierno de Aragón, lo conseguiremos", concluyó.

También tomó la palabra Luis Fraga, concejal y también ferroviario. "Ojalá pudiéramos agradecer a un político español, del color que fueses, lo que ha hecho Rousset por el ferrocarril", dijo.

El vicepresidente de Nueva Aquitania, Bernard Uthurry, recogió el diploma que acredita a Rousset como hijo adoptivo de Canfranc y agradeció en su nombre este reconocimiento del pueblo canfranqués. "Se siente muy orgulloso de ser hijo adoptivo de Canfranc y está decidido, va a por la reapertura", aseguró.

El acto, el salón de plenos del Ayuntamiento, contó con la presencia del consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, que destacó la "importancia de la colaboració" con Nueva Aquitania para lograr la reapertura de la línea internacional de Canfranc. Igualmente, resaltó los "excelentes resultados" generados junto a Francia para dicha reapertura.

También asistieron el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, la concejala y diputada provincial Olvido Moratinos, alcaldes franceses, el vicepresidente editor de HERALDO, Fernando de Yarza, y miembros de Crefco, como Luis Granell y Javier Garrido.

Etiquetas
Comentarios