Huesca

Conflicto del OSO

La DGA denunciará a los autores del incidente de Plan cuando concluya su identificación

El Gobierno de Aragón señala que lo ocurrido el martes en Plan tras la reunión con alcaldes y ganaderos fue un "hecho aislado" pero quienes lo protagonizaron deben "asumir las responsabilidades derivadas del mismo".

Estado en el quedó el cristal de la ventanilla del coche oficial de Olona por el golpe de un cencerro
Estado en el quedó el cristal de la ventanilla del coche oficial de Olona por el golpe de un cencerro
DGA

Las Fuerzas de Seguridad están concluyendo la identificación de las tres personas que el pasado martes provocaron varios incidentes en Plan, entre ellos la rotura del luna de la ventanilla del vehículo oficial del consejero en funciones de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquin Olona, cuando se encontraba en el interior del vehículo. El Gobierno de Aragón destaca asimismo que varios de los allí congregados se lanzaron encima del coche "para impedir que pudiera iniciar la marcha mientras se le profería graves insultos y gestos amenazantes, tal como reflejan los vídeos e imágenes grabadas". 

Una vez identificados, la Administración procederá a denunciar a los autores de los hechos, de cara a que asuman las responsabilidades derivadas del mismo.  El Gobierno de Aragón quiere dejar claro que se trata de un "incidente aislado" realizado por tres personas y subraya la normalidad con que se desarrolló la reunión y la protesta hasta la parte final. En este mismo sentido también se manifestaron algunos de los alcaldes y ganaderos asistentes a la reunión por el conflicto del oso.  

El consejero en funciones del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad había acudido a la localidad para mantener un encuentro con alcaldes de la zona y ganaderos, en medio de un clima de crispación por la presencia del oso Goiat en el valle.

Después de casi tres horas de reunión, Olona abandonó el lugar donde esta se había  celebrado y, en los pocos metros que recorrió hasta el coche, fue seguido por un nutrido grupo de personas que hacían ruido con las esquilas. Varios de los concentrados, blandiendo una pancarta, se colocaron delante del vehículo y le impidieron arrancar. Uno llegó a tirarse al suelo. Además, la ventana del asiento donde viajaba el consejero sufrió daños por un golpe con un cencerro. 

Finalmente, la intervención de dos agentes de la unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma, que formaban parte de la escolta de Olona, lograron apartar a la gente, forcejeando con alguna persona, para que el coche pudiera salir.

Etiquetas
Comentarios