Despliega el menú
Huesca

jaca

Cáritas compra el antiguo colegio Santa Ana de Jaca para poner en marcha un centro de personas mayores

Este jueves, 18 de julio, se firmará la venta de este colegio, por parte de la Congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana en favor de Cáritas Diocesana de Jaca y de la Parroquia de Santiago.

Colegio Santa Ana de Jaca.
Colegio Santa Ana de Jaca.
L.Z.

El colegio Santa Ana de Jaca lleva seis años vacío y sin uso, pero volverá a tener actividad próximamente, relacionada con la atención a las personas mayores. Cáritas Diocesana de Jaca y la Parroquia de Santiago Apóstol de esta ciudad le volverán a darle vida, ya que tienen varios proyectos para desarrollar en este edificio, una vez que se conviertan en los nuevos propietarios del mismo.

Este jueves, 18 de julio, se firmará la venta de este colegio, por parte de la Congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana en favor de Cáritas Diocesana de Jaca y de la Parroquia de Santiago. En el acto estarán presentes la Hermana Josefina Escalona Berges de la comunidad de Hermanas de Santa Ana de Sabiñánigo, don Marino Sevilla Uhalde, párroco de Santiago Apóstol de Jaca y Marcos Lera Juan, presidente de Cáritas Diocesana de Jaca.

Ha sido un proceso largo hasta llegar a la venta, sobre todo por el papeleo que ha conllevado, según explica Marcos Lera, pero hay dos proyectos claros aunque no definidos del todo. Las Hermanas de Santa Ana "hicieron una buena oferta para su compra", pensando en que el edificio va a seguir estando al servicio pastoral de la Iglesia, a través de la Parroquia de Santiago y sobre todo, porque a través de Cáritas va a utilizarse en los proyectos caritativos de Jaca, al servicio de los más necesitados. En este sentido la idea es crear un centro de personas mayores y al tratarse de un inmueble muy grande, también se podrían trasladar hasta ahí los talleres y actividades que desarrolla Cáritas y otras cuestiones, que se darán a conocer más adelante.

El curso 2010-2011 la comunidad educativa del antiguo Colegio Santa María se integró en Escuelas Pías, como único centro de Iglesia en la ciudad de Jaca. Y dos años más tarde, la comunidad de Hermanas de Santa Ana se despidió de su labor en esta ciudad, tras 133 años de labor pastoral y asistencial. Desde entonces, el edificio estaba vacío y sin uso. No obstante, el inmueble se encuentra en buenas condiciones, "la estructura está bien, el tejado en perfecto estado e incluso la calefacción está nueva", por lo que en principio, sólo habrá que adecuarlo a los nuevos usos.

Etiquetas
Comentarios