Huesca

Plan se moviliza para ahuyentar al oso Goiat, al que se atribuyen 27 ataques el pasado verano

En este valle mató a dos terneros esta semana, pero en 2018 causó la muerte de nueve caballos en Cataluña. Las organizaciones agrarias respaldan la concentración de los ganaderos.

Plan se moviliza para ahuyentar al oso Goiat, al que se atribuyen 27 ataques el pasado verano
Plan se moviliza para ahuyentar al oso Goiat, al que se atribuyen 27 ataques el pasado verano
Pablo Segura

Los ganaderos del valle de Chistau están dispuestos a movilizarse para tratar de ahuyentar al oso Goiat y devolverlo a Francia. Con este objetivo se ha convocado una concentración hoy a las 9.00 en Plan. El sábado por la mañana la idea era que acudiera el mayor número de personas con cencerros y esquilas para salir al monte a asustar al animal. El Ayuntamiento de Plan aclaró que de momento está convocada la concentración y las acciones concretas a realizar se concretarían por la noche en una reunión de los ganaderos, que están muy molestos por la falta de información e inquietos ante la presencia de Goiat.

Su preocupación está justificada por el historial de este oso liberado en Cataluña en 2016. Entre los meses de abril y agosto del año pasado, el equipo técnico encargado de su seguimiento registró 27 ataques de este ejemplar, 12 en Cataluña y 15 en Francia, donde hasta ahora había actuado. En total, en ese periodo, según datos de la Generalitat, provocó la muerte de 22 ovejas, la mayoría en Francia; 9 caballos, casi todos en Cataluña; 1 cabra; y daños en ocho colmenas. Los datos demuestran su conducta depredadora anómala y con cierta atracción hacia el ganado equino, algo «poco usual y excepcional», según la administración catalana.

No se conocían ataques en Aragón, pero este año ya ha causado la muerte de una oveja en el valle de Castanesa, el pasado mes de junio, y de dos terneros en el valle de Chistau, esta semana, así como daños en varias colmenas. Los apicultores de la zona recorrían ayer sus explotaciones buscando posibles afecciones.

También en Francia

Las organizaciones agrarias difundieron a lo largo del día de ayer una propuesta para que acudiera el mayor número de personas a la concentración de Plan, con la idea de distribuirse en grupos y realizar lo que los cazadores conocen como una resaca, es decir, peinar el monte o hacer una batida para asustar al oso con el ruido. No tienen información del Gobierno de Aragón sobre sus movimientos, pero saben por dónde ha pasado por el rastro que ha dejado.

La convocatoria surgió de manera espontánea. El secretario de UAGA en la provincia de Huesca, Joaquín Solanilla, y el secretario general de Asaja, Ángel Samper, mostraron su apoyo. Recordaron que los ganaderos franceses ya han llevado a cabo acciones para ahuyentar a los osos por medio del ruido con batidas en el monte.

Cataluña y Francia han activado un protocolo de intervención con Goiat, considerado por sus antecedentes de 2017 y 2018 un oso reiteradamente depredador. La primera administración lo aprobó en noviembre, tras ser sometido a consulta con el Ministerio de Transición Ecológica y la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad. Contempla intervenciones para tratar de cambiar sus hábitos, con técnicas que incluyen el uso de pirotecnia, balas de fogueo o balas de caucho, a aplicar cuando el animal está realizando la conducta inadecuada.

«Allí lo asustan y viene aquí»

«Cataluña entró en el proyecto europeo Piroslife para apoyar la reintroducción del oso pardo en el Pirineo y ha recibido dinero de Europa, lo mismo que Francia. Resulta que allí lo asustan y nos viene aquí», se quejó Solanilla. También Asaja apoya la movilización. Su secretario general, Ángel Samper, anunció su presencia hoy en Plan. «Asaja Aragón no va a estar con los brazos cruzados», dijo. Además se prepara otra protesta para finales de julio o principios de agosto.

Por su parte, el único pronunciamiento del Gobierno de Aragón en los últimos días son unas manifestaciones del consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, en las que se defendía de las críticas por la falta de información diciendo que «no ocultamos absolutamente nada, solo que es imposible predecir dónde se puede producir un ataque». Olona reiteró la oposición de la Comunidad Autónoma a la reintroducción de osos.

Etiquetas
Comentarios