Huesca

comarca del sobrarbe

La necropsia confirma que el oso Goiat mató a dos terneros en Plan

"Es imposible predecir dónde se puede producir un ataque", dice el consejero Joaquín Olona, quien se vuelve a manifestarse en contra de la reintroducción del oso.

Uno de los terneros atacados por el oso Goiat en Plan el jueves.
Uno de los terneros atacados por el oso Goiat en Plan el jueves.
Heraldo

El oso Goiat no solo ha causado daños en dos colmenas en Gistain y Plan. También es el autor de la muerte de dos terneros, de 15 días y 5 meses, que pastaban en el entorno del ibón de Plan, según acaba de confirmar en la tarde de este viernes el Gobierno de Aragón. Este ejemplar, liberado en Cataluña en 2016, es el más temido por ganaderos de todo el Pirineo por su afán depredador, que le lleva incluso a atacar al ganado mayor. En los últimos días mantiene en vilo a los pueblos del valle de Chistau. 

Un veterinario del centro de La Alfranca, que se ha desplazado a Plan para hacer la necropsia a los terneros y no tener que llevar los cadáveres a ese centro de la DGA, ha determinado "que sí han sido atacados por un oso", han asegurado fuentes del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón. 

Sería el primer ataque de estas características en Aragón, donde hasta ahora la especie solo ha causado daños a ovejas, cabras o colmenas. Goiat no era conocido en esta Comunidad hasta que a mediados de junio mató a una oveja en el valle de Castanesa (Montanuy), en la comarca de la Ribagorza.  

Respecto al ataque a las colmenas en Plan, según las mismas fuentes, no se concretar cuándo ocurrió, si ha sido la pasada noche o antes, como el de Gistaín, porque la DGA no tiene localización del ejemplar. Y eso que Goiat lleva un collar con GPS controlado por las autoridades catalanas. "Las colmenas las han visto los vigilantes de la patrulla oso al hacer su trabajo, el apicultor es de fuera del valle y no las revisa con frecuencia".  

El consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, se ha vuelto a manifestar en contra de la reintroducción del oso. “Es un animal salvaje y no ocultamos absolutamente nada, solo que es imposible predecir dónde se puede producir un ataque y no tiene sentido establecer ningún seguimiento con dicho objetivo, no es posible hacerlo y, por lo tanto no lo vamos a hacer”, ha declarado.

La próxima semana saldrá publicada en el Boletín Oficial del Estado la nueva convocatoria de ayudas del oso y el lobo del Gobierno de Aragón.

Los ganaderos se enteraron el jueves de que estaba en este valle del Sobrarbe por las informaciones que les transmitieron sus colegas franceses. Las autoridades de ese país, que informan a través de una web, confirmaron el lunes que la señal GPS del collar de Goiat lo situaba en Aragón. El martes por la noche causó daños a las tres colmenas en el municipio de Gistain.

El rastro se situó el jueves en el ibón de Plan, un lugar muy frecuentado por turistas y donde pastan numerosos animales (ovejas, vacas e incluso caballos). A otro ganadero que tiene vacas aquí le avisaron de que sus animales no estaban. Cuando inspeccionaron la zona encontraron los cadáveres de dos terneros de 15 días y 5 meses, a 20 metros uno de otro. Uno presentaba una gran herida en el abdomen pero el otro no tenía signos aparentes de mordiscos. Durante la noche del jueves al viernes se descubrió daños en otras tres colmenas en el paraje el Chordonal, a 5 o 6 km de esta localidad.

La Plataforma contra la presencia del lobo y oso en Aragón ha manifestado su rechazo y preocupación ante la presencia del oso Goiat en el Pirineo aragonés. "Este depredador cuya fama de sanguinario le precede, (los ganaderos catalanes del valle de Aran, le llaman el oso asesino) está causando tragedia y dolor por donde pasa, y puede poner en riesgo la ganadería extensiva, más en estos meses con los puertos y valles llenos de rebaños sueltos", ha señalado en un comunicado. 

Desde esta plataforma se pide a la Administración la retirada de este animal, cuyo comportamiento es incompatible con la actividad ganadera. También se hace un llamamiento a sindicatos agrarios, ayuntamientos, asociaciones y demás afectados a movilizarse cuanto antes. "Si no se toman medidas el modo de vida de muchos pueblos del Pirineo puede cambiar", ha afirmado. 

En Francia y en Cataluña se ha activado el protocolo que contempla intervenciones para tratar de cambiar sus hábitos, con técnicas que incluyen el uso de pirotecnia, balas de fogueo o balas de caucho, a aplicar cuando el animal está realizando la conducta inadecuada. Si no se consigue el objetivo, se plantearía extraerlo del medio.

Etiquetas
Comentarios