Despliega el menú
Huesca

el litigio de los bienes

Aragón no compró la tabla de Capella por falta de presupuesto

La DGA dice que se interesó por la pieza que finalmente adquirió el empresario catalán Tatxo Benet y que ha cedido al Museo de Lérida. 

El presidente de la Generalitat en la presentación del retablo el martes.
El presidente de la Generalitat en la presentación del retablo el martes.
Amado Forrolla/Diari Segre

El Gobierno de Aragón se interesó por la venta del retablo gótico de San Bartolomé de la iglesia de  Capella que desde el martes exhibe el Museo Diocesano de Lérida, y recabó información sobre la misma, "pero no había disponibilidad presupuestaria". Así lo ha asegurado este miércoles el departamento de Cultura. 

El retablo de procedencia aragonesa ha sido cedido al Museo por su propietario, el empresario leridano Tatxo Benet, fundador de junto a Jaume Roures, en un acto al que asistió el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con el objetivo de que el centro pueda "completar su discurso sobre la historia de la Franja" y ocupar el hueco dejado por las piezas de Sijena que salieron custodiadas por la Guardia Civil en diciembre de 2017. No se sabe cuánto pagó por él, pero cuando se subastó el valor se estimó entre los 200.000 y los 250.000 euros.

El Gobierno de Aragón ha destacado que la obra de arte la adquirió un particular, no otra administración. Benet lo compró a un anticuario que a su vez se había hecho con ella en una subasta. Fue el propio empresario el que dio a conocer que la operación fue comunicada al Estado y al Gobierno aragonés por si querían ejercer el derecho de retracto (adquisición preferente), pero no les interesó. 

El departamento de Cultura ha anunciado que pedirá al Museo de Lérida que deje clara la procedencia aragonesa del retablo. Además, ha recordado que siempre ha mostrado su compromiso "con la recuperación del patrimonio histórico, tanto en las acciones emprendidas para el retorno de las piezas de Sijena como con la adquisición de piezas". 

Según el Museo de Lérida, el retablo, del siglo XV y obra de Pere Espallargues, se encuentra en buen estado de conservación y además es de los pocos que ha permanecido íntegro, porque normalmente se fragmentaban. La Generalitat de Cataluña lo ha incluido en el Catálogo del Patrimonio Cultural y lo ha declarado "inexportable". Se exhibirá hasta finales de septiembre. De momento está en el vestíbulo, pero luego pasará a la zona donde se mostraban las piezas aragonesas que volvieron al monasterio de Sijena.    

El retablo salió de la parroquia de origen a principios del siglo XX y fue a parar a Estados Unidos. Perteneció a la colección de la Marie Sterner Gallery, en Nueva York, que luego se dispersó. No se sabe cuando volvió a España. Salió a la venta en la casa de subastas 'online' Setdart el 22 de diciembre de 2017 y la adquirieron unos anticuarios que luego la vendieron al empresario leridano. 

Etiquetas
Comentarios