Huesca

La Generalitat falla en su intento de abrir un nuevo pleito sobre las pinturas murales de Sijena en Cataluña

Los letrados del Ejecutivo catalán habían presentado una nueva demanda en un juzgado de Barcelona, que se ha inhibido a favor de los tribunales oscenses, aceptando la solicitud de la comunidad de monjas de Sijena y del Ayuntamiento.

sijena
Exposición de los bienes recuperados por el monasterio de Sijena.
Rafael Gobantes

La Generalitat de Cataluña ha sufrido un nuevo revés en sus intenciones de retener las pinturas murales del monasterio de Sijena. De hecho, el juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona en el que había presentado una nueva demanda para evitar su salida ha aceptado las declinatorias presentadas por los letrados de la comunidad de monjas de Sijena y el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y por lo tanto, el caso pasará a los juzgados oscenses.

Así lo ha explicado el abogado del consistorio monegrino, Jorge Español, que se muestra "muy satisfecho" con la decisión de inhibirse del juzgado catalán. En su opinión, resulta "lógico" y "acertado", ya que, tal y como se explica en el auto, la demanda debe ser presentada en el partido judicial donde el demandado tenga su domicilio social. En este caso, la comunidad de monjas de Sijena tiene su sede en el propio monasterio, es decir, dentro del partido judicial de Huesca, tal y como recoge el registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia.

La nueva demanda de la Generalitat de Cataluña tiene pocas probabilidades de prosperar. De hecho, su intención es hacer valer un contrato del año 1992 firmado por el entonces consejero de Cultura catalán, Joan Guitart, y la priora de Valldoreix, Pilar Sanjoaquín, que ya fue invalidado durante el procedimiento resuelto en los juzgados oscenses. También allí quedó demostrado que la religiosa carecía de potestad alguna sobre los bienes de Sijena.

Además, según detalla Español, se trata de un contrato de comodato, es decir, de préstamo de uso, que no de cesión de propiedad.

El retorno de las pinturas murales está bloqueado desde hace más de dos años y medio a la que espera de que la sentencia que ordena su vuelta desde el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) sea firme. El fallo del Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca, que ordena su retorno al monasterio monegrino, fue dictado en julio de 2016 y tan solo dos meses después, recurrido por la parte catalana, la Generalitat y el MNAC, donde siguen expuestos los frescos. 

Etiquetas
Comentarios