Despliega el menú
Huesca

comarca de la litera

Una patrulla de la Guardia Civil salva de las llamas a dos perros y un gato en Altorricón

Los agentes fueron los primeros en llegar al incendio de una vivienda, cuya virulencia obligó a activar a bomberos de los parques del Cinca Medio y Almacellas (Lérida)

Imagen del vehículo calcinado.
Imagen del vehículo calcinado en la casa de Altorricón.
Guardia Civil

Una patrulla de la Guardia Civil salvó la vida a dos perros y un gato en el incendio de una vivienda en un paraje de Altorricón (comarca de la Litera) y además evitó males mayores, ya que los propietarios querían entrar en la casa para salvar algunas pertenencias. En un descuido, uno de ellos subió al primer piso para rescatar a unos pájaros. Los dos guardias tuvieron que ser atendidos por problemas oculares por los sanitarios, que también asistieron a dos bomberos afectados por el denso humo. 

Los hechos ocurrieron a las 19.10 del pasado domingo, 23 de junio, cuando una patrulla de la Guardia Civil con agentes de Camporrells y Binéfar observaron una gran columna de humo. Al acercarse al lugar observaron que se trataba de un incendio a escasos 10 metros de una vivienda y los guardias solicitaron la presencia de los bomberos.

Tras comprobar que no había personas en la vivienda y que el fuego comenzaba a afectar la parte del corral, decidieron entrar en este recinto para liberar a dos perros y un gato que había en su interior e intentar sacar los tres vehículos allí estacionados. Suponían un riesgo si se incendiaban y explotaban.

En ese momento aparecieron los propietarios con las llaves de los vehículos. Uno pudieron sacarlo rápidamente, pero otro no arrancaba y se lo llevaron empujando. No hubo tiempo para salvar el tercer vehículo, que ya estaba en llamas.

Los propietarios intentaban entrar en la casa, pese al peligro, lo que obligó a intervenir a los dos agentes. Según ha informado la Guardia Civil, en un descuido, uno de ellos, una mujer, se metió y subió al primer piso para buscar varias jaulas de pájaros. Un agente salió tras ella para sacarla, pues un lateral ya estaba en llamas y en el interior un denso humo dificultaba la visión y la respiración.

El otro componente de la patrulla se quedó con el segundo propietario para evitar que entrase en la vivienda. Pero este salió corriendo hacia el corral, donde ya habían explotado las ruedas del vehículo que quedó allí, obligando a los guardias a ir tras él para sacarlo. Tuvieron que utilizar mínimamente la fuerza, dado su grado de excitación al ver cómo ardía su casa. 

En el operativo de extinción participaron bomberos del Cinca Medio (el parque de la comarca de la Litera, el más cercano, solo está operativo de lunes a viernes), aunque al existir un segundo foco que se aproximaba a una nave se solicitó apoyo al parque de Almacellas (Lérida). También intervinieron ocho trabajadores de los retenes forestales. Las llamas se pudieron controlar finalmente, pero la vivienda quedó muy dañada.

Además de agentes de la Guardia Civil de Camporrells y Binéfar, intervinieron otros de  Barbastro y Tamarite de Litera, la Policía Local de Binéfar, así como una patrulla de Tráfico de Binéfar, que tuvo que realizar labores de regulación del tráfico en la N-240, a la altura del kilómetro 121, pues se vio afectada por la gran cantidad de humo que provocó el incendio. 

Al lugar acudieron asimismo dos ambulancias que atendieron tanto a los guardias civiles que actuaron en primer lugar por problemas oculares, como a dos bomberos que se vieron afectados por el denso humo existente en la vivienda.

Etiquetas
Comentarios