Huesca

Rescates en Montaña

La Guardia Civil rescata a 10 personas y un perro en un complicado inicio de verano

Los especialistas evacuaron desde el refugio de Respomuso a un hombre exhausto tras cargar el animal, que se había despeñado mientras bajaba por el ibón de la Llana Cantal, en Sallent de Gállego.

El médico del 061 atiende a un senderista alemán accidentado en la Puebla de Roda.
El médico del 061 atiende a un senderista alemán accidentado en la Puebla de Roda.
Guardia Civil

El verano ha empezado este viernes a las 17.00,  pero muchas personas ya habían comenzado a disfrutarlo con las excursiones a la montaña y el descenso de barrancos. Las altas temperaturas registradas en los últimos días en la provincia han favorecido estas actividades, y han incrementado el trabajo de los especialistas de la Guardia Civil. Los cinco equipos de rescate (Huesca, Jaca, Panticosa, Benasque y Boltaña) se han movilizado desde en lunes hasta este jueves para acudir a distintos puntos del territorio en auxilio de los accidentados. Se han desplegado nueve operativos y se ha atendido a 10 personas y a un perro.

El grupo de Panticosa ha socorrido este jueves al animal, que ha sido rescatado por su dueño tras despeñarse en el ibón de la Llana Cantal, en Sallent de Gállego.  A las 14.40, desde el refugio de Respomuso se avisó a la Guardia Civil de que un montañero había llegado totalmente «exhausto» con su perro, que se había caído por unas rocas.

El hombre de 42 años y vecino de Huesca, estaba bajando con un compañero y su mascota por el ibón cuando perdió de vista al animal. Tras varias horas de búsqueda lo localizó despeñado. Ambos cargaron con él hasta el refugio, pero uno de ellos estaba extenuado y no podía continuar hasta Escarrilla. Los especialistas del Ereim se pusieron en marcha con el helicóptero y un enfermero del 061. Al llegar a Respomuso recogieron al montañero y a su perro y los llevaron a la helisuperficie de Panticosa. Uno de los guardias acompañó al hombre a una clínica veterinaria donde procurarle cuidados al animal.

Ese mismo día, el Greim de Benasque auxilió a un senderista herido grave en la Puebla de Roda. Se trataba de un ciudadano alemán de 60 años que se había caído en los alrededores de la población y que decía tener roto el fémur. Fue atendido por un médico del 061 y trasladado en helicóptero hasta Graus. Desde allí fue evacuado en ambulancia al hospital de Barbastro.

Poco después, hacia las 16.00, el grupo de rescate de Huesca se desplazó al barranco Formiga (Casbas) para auxiliar a una mujer francesa de 54 años que al saltar a una poza sufrió un fuerte dolor en la espalda. Se activó al Ereim de Huesca. La accidentada se hallaba en el fondo, en una zona encajonada. Hasta allí bajaron el sanitario y los especialistas. La mujer  fue colocada en una camilla y recogida con ayuda de la grúa. Fue trasladada al hospital San Jorge de Huesca

Otro operativo complicado se desarrolló en el cañón de Añisclo (Fanlo) para recoger a una senderista estadounidense de 34 años. Se había torcido un tobillo y no podía caminar. A las 21.00 se activó al Greim de Boltaña y al helicóptero con base en Benasque. Sobrevolaron la zona e hicieron batidas porque era difícil localizar a la accidentada por lo angosto del desfiladero y la vegetación. Observaron unas luces intermitentes y la aeronave hizo una complicada maniobra para que bajaran los especialistas.

Llevaron a la mujer, en brazos y a toda prisa, hasta donde los esperaba el helicóptero. A esa hora solo se disponía de la luz que este proyectaba. La accidentada fue trasladada a Benasque. El médico del 061 le inmovilizó el tobillo y fue recogida por un amigo en ese mismo lugar. 

Se llevaron a cabo otros rescates en Ansó, Riglos, Valle de Hecho, Valle de Ordesa y Sahún.  

Etiquetas
Comentarios