Despliega el menú
Huesca

educación

Se busca maestro para el colegio de Sahún

José Luis Murillo se jubila después de 23 años como maestro de esta escuela unitaria. Tras recibir un emotivo homenaje en la localidad, ahora el centro, que es referente por su metodología, busca sustituto.

El colegio de Sahún se queda sin maestro tras jubilarse el que durante 23 años ha ejercido como tal en esta escuela unitaria de La Ribagorza. Para reemplazarle, el departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha convocado concurso de méritos para cubrir durante el curso 2019/2020, y en comisión de servicios, una plaza como maestro de primaria en el aula de Sahún, perteneciente al CRA Alta Ribagorza. "Es una plaza de primaria y solo pueden acceder a ella profesorado definitivo, ni interinos ni en otras situaciones", informa José Luis Murillo, quien después de años de trabajo pone fin a su etapa como docente en un centro que le ha reportado muy buenos momentos

Su jubilación coincide precisamente con uno de ellos. El Gobierno de Aragón acaba de entregar este mes de junio el Premio a la Innovación en la Escuela Rural a este centro educativo del Pirineo, que es un referente por su metodología. La plaza que deja José Luis en este colegio confiesa que ha atraído a medio valle, a compañeras de profesión y amigos docentes, pero reconoce que no es fácil de cubrir por las características del centro y la convocatoria que se ha abierto para ello. El departamento de Educación ha decidido sacar una comisión de servicios para asegurarse de que el sustituto de Murillo continúe el trabajo que inició este docente. "Podrán participar los funcionarios docentes siempre que al inicio del curso escolar 2018/2019 se encontraran en situación de servicio activo como funcionario de carrera en el cuerpo de maestros, no tener concedida licencia de estudios u otra comisión de servicios para el curso escolar 2019/2020, y estar en posesión y/o habilitación de la especialidad de educación primaria", reza la convocatoria.

En principio, la persona que ocupe su plaza deberá desarrollar un proyecto de innovación en el medio rural, que tenga como base las metodologías activas con agrupaciones internivelares (y no por edades) que respeten ritmos de aprendizaje, horarios por bloques de actividad (y no por asignaturas y áreas), y sin libros de texto. "La escuela de Sahún es un colegio que por nuestra metodología ha marcado camino a nivel de Aragón y también fuera de la región. Yo en agosto me jubilo, y el problema que hay aquí es que de 19 niños y niñas que hay en la escuela, solo 4 viven en Sahún. El resto vienen de los pueblos de alrededor por el planteamiento metodológico que tenemos", afirma orgulloso de un proyecto educativo que lucha contra la despoblación

A Murillo le gustaría que la persona que lo reemplace siga trabajando en esta línea, pues se muestra convencido de que las familias que llevan a sus hijos al colegio de Sahún lo hacen por su planteamiento. "Si viene una persona con metodologías tradicionales, seguramente la escuela se cerraríaHay familias que han venido de fuera del valle por el foco de atracción que es la escuela. La nuestra, la de Olba, la de Alpartir... con metodologías activas sirven de foco de atracción para población de fuera del valle o del territorio que buscan ese modelo de escuela. Matrimonios jóvenes con hijos que vienen a vivir a los pueblos", reitera. 

Según establece la normativa actual, a las comisiones de servicio solo pueden acceder maestros definitivos que tengan plaza. "Y ese tipo de maestros -advierte Murillo- suelen estar integrados en sus centros. Por lo que es muy difícil que pidan otro". En cambio, los interinos e interinas que tienen ganas de trabajar y venir a estos centros no tienen acceso a este sistema de selección por una cuestión puramente legal y de normativa, lamenta este docente, que es partidario de que en una primera o segunda fase, estas comisiones de servicio se abrieran a todo el profesorado. 

De esta forma, considera que podrían acceder a su plaza personas "muy válidas" y "comprometidas" con la escuela rural, que hoy en día no tienen opción por un sistema que ha quedado "obsoleto". Al ser concurso de méritos, indica este maestro, la comisión puede seleccionar a alguien con menos puntos de baremo, pero con un proyecto o manera de trabajar que a lo mejor es más acertado para la situación del centro. "Puede ser alguien que a lo mejor no tenga másteres, pero que lleve 20 años trabajando en la escuela rural... Eso la comisión también lo valora, aunque de entrada restringe al 80% del profesorado", lamenta.

José Luis conoce el caso de varios maestros interinos de la zona que estarían encantados de coger su plaza. En sus últimos días de colegio comparte emociones con ellos. Muchos dejan también la escuela sin saber qué será de ellos al curso que viene. Este fin de semana se juegan su futuro en las oposiciones. "Mi compañera, que es interina, tiene unas ganas tremendas de volver, pero no sabe si lo va a poder hacer. Son días bastante divertidos por un lado y bastante tristes por otro… Conozco también el caso de Guillén, otro maestro del valle que se ha criado en una familia de profesores, en movimientos de renovación de planteamientos educativos en la línea de Sahún. Tiene piso en el valle y vive en el valle. Son personas idóneas para el puesto, pero al ser interinos no pueden acceder", lamenta este maestro jubilado, que lleva 37 años en la escuela rural, de la que se declara un "enamorado".

Para que proyectos educativos como el suyo sigan adelante, asegura que no hacen falta grandes "medios", pero sí un giro político y un cambio legal. "Mi compañera María ha estado todo el curso integrada con la comunidad educativa, tiene ganas de seguir... pero depende de un hilo, de lo que pase en la oposición. A lo mejor luego viene otra y lo hace muy bien, pero es vuelta a coordinarse y a empezar. Eso es desastroso para la escuela rural", critica este docente, para el que los primeros cambios que tendría que hacer la Administración en este sentido son puramente legales. "No cuestan ni un céntimo. Basta con que alguien escriba en un papel que mientras ellas no lo pidan, no cambien de colegio. Con eso garantizamos continuidad en la escuela rural que más lo necesita. En una escuela grande de 40 profesores, que cambien 10 o 15 no se nota tanto. Hay un grupo en el claustro que va mantener ese programa. Pero en una escuela unitaria si cambia un maestro, te arriesgas a que se cierre la escuela. Lo que se necesita en mi opinión es cambiar la estructura legal, que permita que donde hay un proyecto real como tienen Olba, Alpartir o nosotros, además de todo el seguimiento y controles que se quieran por parte de la Administración, se garantice la continuidad", concluye este docente. 

Etiquetas
Comentarios