Despliega el menú
Huesca

Tercer Milenio

huesca

Financian un estudio en Aragón para evitar la degradación de fósiles de dinosaurio

El proyecto lo lidera la Escuela Superior de Conservación y Restauración, con sede en Huesca, junto con la Fundación Dinópolis, el ICMA-CSIC y la Universidad de Zaragoza.

escuela de restauracion.. - 22 - 3 - 19....PABLO SEGURA PARDINA - [[[FOTOGRAFOS]]]
La Escuela de Restauración ya ha empezado a investigar métodos para mejorar la conservación de fósiles de dinosaurio de Teruel.
Pablo Segura

La Escuela Superior de Conservación y Restauración de Aragón, con sede en Huesca, desarrollará a partir de octubre el proyecto ‘Nanodinosaur’, que pretende investigar la aplicación de nanopartículas en la restauración de los fósiles de dinosaurio. En el equipo participarán también laFundación Paleontológica de Teruel-Dinópolis, el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA-CSIC) y la Universidad de Zaragoza.

Todo ello es gracias al proyecto Molab, un consorcio de 24 socios europeos que tiene como objetivo establecer una infraestructura de investigación para la restauración y conservación del patrimonio cultural.

Los objetivos de este trabajo multidisciplinar son realizar un estudio sobre la degradación específica en diferentes ambientes de los fósiles de la mina a cielo abierto de Santa María de Ariño (Teruel), donde se han encontrado una gran cantidad de esqueletos de dinosaurios Proa valdearinnoensis, Ankylosaurian Europelta carbonensis...; evaluar un nuevo método de conservación basada en nanomateriales que permiten un mayor acceso y más localizado al interior del fósil, que es dónde comienza la degradación; y analizar la eficacia de los tratamientos a largo plazo.

"El inconveniente es que los fósiles procedentes de esta mina sufren una degradación por oxidación de la pirita, que es posiblemente uno de los mayores problemas en la conservación de material paleontológico y puede causar la destrucción de piezas de incalculable valor", explica la investigadora de la Escuela de Restauración Nuria Miguel.

Durante un año, los investigadores aragoneses monitorizarán todo el proceso con la ayuda de un equipo integrado de fluorescencia y de difracción de rayos X, procedente de Francia, y de un técnico especialista en la medición de estos parámetros.

Etiquetas
Comentarios