Despliega el menú
Huesca

Balance 2018

El 54% de las ayudas de Cáritas en Huesca ha sido para el pago de la vivienda

Casi 4.000 personas se han beneficiado durante el año 2018 de los recursos y servicios que ofrece la entidad en la capital oscense.

El obispo de Huesca, Julián Ruiz, con el director y el secretario de Cártias, Felipe Munuera y Jaime Esparrach.
El obispo de Huesca, Julián Ruiz, con el director y el secretario de Cártias, Felipe Munuera y Jaime Esparrach.
Rafael Gobantes

Los diferentes programas de Cáritas Diocesana han atendido en Huesca durante el año 2018 a un total de 2.275 personas, lo que se traduce en casi 4.000 beneficiarios teniendo en cuenta la repercusión que en muchos casos suponen estas ayudas a nivel familiar. Además, se han realizado 8.746 respuestas de intervención, un 35% de ellas de primera necesidad, el mismo porcentaje para empleo y un 20% para acciones de educación y formación.

De las más de 1.300 prestaciones económicas tramitadas (115.000 euros , un 54% corresponde a las ayudas para vivienda mientras que el 26% se ha entregado para atender primeras necesidades.

El director de Cáritas Huesca, Felipe Munuera, ha destacado que la precariedad no solo sigue existiendo sino que va en aumento, como la cifra de personas en riesgo de vulnerabilidad. Durante la presentación de la memoria de actividad correspondiente a 2018, ha resaltado que se mantiene la preocupación por el empleo, pero que el primer motivo de intervención solicitado a la entidad es el de la vivienda. 

Estas consideraciones coinciden con las reflejadas por el informe Foessa ( Fundación de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada) sobre Exclusión y Desarrollo Social en España presentado hace unos días. Según este estudio, en los últimos años el alquiler ha subido un 30% y en España, dos millones de personas viven con la incertidumbre de quedarse sin vivienda. 

Otra realidad que reflejan las estadísticas es que el 15% de las personas que han acudido a Cáritas para solicitar ayuda tienen trabajo, según ha destacado Jaime Esparrach, secretario de la entidad en la capital oscense. El perfil de la mayoría de los beneficiarios de estas prestaciones  es el de un hombre (53%) de entre 30 y 50 años (46%) y español (50%). Otra cifra que rompe tópicos, ha señalado, es el porcentaje de personas de etnia gitanas atendidas, que es del 11%.

Entre los programas desarrollados por la organización en Huesca destaca el de Acogida (346.122 euros) a través del cual se ha atendido a 948 personas desde el propio centro y de las parroquias de Santo Domingo, Perpetuo Socorro, San Lorenzo y Santiago. Asimismo, se ha incorporado la atención a personas refugiadas, acompañando en este proceso a  40 de ellas. 

Unas 840 personas se han beneficiado de los recursos del programa de Personas sin Hogar  (235.048 euros)  y alrededor de 880 han asistido al Centro de Día Fogaril. Esta última cifra supone un incremento del 7% respecto de 2017. En el proyecto de viviendas de acogida se han alojado 16 personas en cuatro pisos, entre ellas hay tres familias con cinco menores.

No obstante, el proyecto con mayor dotación económica es el de Inserción Laboral (661.033 euros). Desde él se ha atendido a una 960 personas y unas 800 se han beneficiado del servicio de orientación e intermediación que se ofrece desde el centro Trobaempleo. Del total, un 56% ha conseguido un contrato indefinido y un 40%, un empleo de seis meses.  En cuanto Carinsertas se han realizado 14 contratos de inserción, lo que supone un incremento del 50% respecto al año pasado. 

Cáritas contó en 2018 con un presupuesto de 1,6 millones de euros. La mayor parte de los ingresos provenía de las subvenciones públicas (824.728 euros).  Según indica Esparrach, el objetivo de la entidad no es vivir de las ayudas de las administraciones sino despertar la solidaridad. No obstante, ha reconocido que las aportaciones sociales han disminuido. Se nota en los donativos (154.714 euros frente a los 209.995euros  de 2016) ) y en las colectas parroquiales (44.246 euros frente a los 62.162 de hace dos años).

"La gente tiene en estos momentos menos percepción de que existe una situación de dificultad y está menos sensibilizada", ha comentado. El domingo 16 de junio, coincidiendo con el Día del Corpus, es el día de la Caridad, y en las parroquias se hará una campaña para remontar estas aportaciones. 

 

 

Etiquetas
Comentarios