Huesca

huesca

Un juez ordena exhumar a un oscense para investigar una paternidad de los años 50

El Juzgado nº 2 de Huesca ha admitido la demanda de una mujer que sostiene que nació fruto de una relación sentimental que mantuvieron el difunto y su madre cuando ella trabajaba en su domicilio como asistenta.

Sede del Palacio de Justicia de Huesca
Rafael Gobantes

El Juzgado de Instrucción nº 2 de Huesca ha ordenado la exhumación del cadáver de un hombre fallecido en 2015 para que un forense del Instituto de Medicina Legal de Aragón le tome una muestra de ADN y realice una prueba de paternidad que determine si una mujer que ahora tiene 63 años es su hija biológica y, por tanto, puede ser reconocida como heredera legítima. Y es que ella sostiene que nació fruto de una relación entre el finado y su madre, que trabajó en el domicilio de él como asistenta la década de los 50 del siglo pasado.

La mujer, representada por el abogado oscense Ricardo Orús, registró el pasado mes de mayo una demanda de determinación de filiación ante el Juzgado. En ella argumentaba que su presunto padre había fallecido soltero en julio de 2015, pero que ella no se había enterado de su muerte hasta fechas recientes ya que no tenía ninguna relación con él ni con su entorno familiar.

Además, explicaba que su madre, durante su juventud y entre los años 1952 y 1956, trabajó como asistenta o empleada del hogar en casa del difunto. Durante ese tiempo, según la demandante, surgió una relación "sentimental, íntima, sexual y continuada" entre el finado y su madre, a consecuencia de lo cual se quedó embarazada

Sin embargo, para "evitar el escándalo social" que suponían en aquella época un caso de estas características, la mujer abandonó el trabajo y el domicilio del presunto padre antes de dar a luz y se trasladó a otra localidad de la provincia donde residían sus padres y donde finalmente concibió a la demandante, que fue inscrita con los dos apellidos de la madre.

Tal y como exige la ley, el letrado ha incluido un acta de manifestaciones de personas del entorno del fallecido y de la demandante que aportan indicios de la supuesta relación extramatrimonial. Así, por ejemplo, un primo del hombre asegura que escuchó de la boca de un taxista que el difunto le había confesado que la demandante era su hija biológica.

Otra vecina también afirma que vio personalmente cómo el fallecido y la madre de la mujer paseaban por la localidad "como si de una pareja de novios se tratara", por lo que era una relación pública y notoria; y que también habló con una hermana del finado para que reconociera a la mujer, pero le contestó que no era posible y que además unos sobrinos le habían convencido para que les nombrara herederos del testamento.

El esposo de la demandante, por su parte, también testifica que en 1994, en el bar que regentaba junto a su mujer, se presentó un taxista, pariente del finado, que le llamó "sobrina" y le explicó que el difunto le había confesado que era su hija biológica.

El abogado Ricardo Orús deja claro que, respetando el descanso eterno del fallecido, la exhumación y la toma de muestras "resultan indispensables porque debe prevalecer el derecho de la demandante y, además, guarda una adecuada proporción entre la intromisión que conlleva la intimidad y la integridad física o moral del afectado por ellas y la finalidad a la que sirve", como establece la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Asimismo, resalta que no hay más parientes vivos del difunto a los que poder extraer ADN.

El letrado, que asegura que su clienta ha decidido dar este paso "después de muchos años de sufrimiento por estar marcada socialmente", valora el avance que se ha producido a nivel legislativo en esta materia. Y es que recuerda que no hace tantos años no se permitía solicitar este tipo de procedimientos "lo que beneficiaba solo al hombre, que podía dejar embarazada a una mujer y no cumplir luego con ninguna de las obligaciones que le imponía la ley". "Ahora se pueden restaurar situaciones de justicia que antes eran totalmente injustas porque se ha conseguido la paridad de sexos", insiste. 

 

Etiquetas
Comentarios