Huesca

marcha de protesta

Los ganaderos pasean por Huesca un rebaño de más de 150 chotos en defensa del medio rural 

La movilización convocada por la Plataforma contra el Lobo y el Oso ha despertado gran expectación. 

200 chotos por las calles, homenaje a la trashumancia /9-6-19 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
El rebaño, concentrado en la plaza de Navarra de Huesca. 
Rafael Gobantes

Más de 150 chotos han atravesado en la mañana del domingo las calles de Huesca en una movilización convocada por la Plataforma contra el Lobo y el Oso en defensa de la ganadería extensiva y el medio rural. La presencia del rebaño ha causado gran expectación. Cientos de personas han seguido con curiosidad el recorrido entre la plaza de Santa Clara y la plaza de Navarra.

Los teléfonos móviles echaban humo para grabar la curiosa escena de los animales atravesando la ciudad con sus grandes cornamentas y haciendo sonar los esquilos. Los niños eran los más emocionados, pero también los mayores, muchos originarios de los pueblos, que han convivido en su infancia con los machos caprinos, cuyo papel es conducir los rebaños de ovino.    

La marcha se ha planteado como un homenaje a la trashumancia. Según los organizadores, poder concentrar en un solo rebaño a tantos chotos es algo "único en España". Proceden de diversas ganaderías de las provincias de Huesca y Zaragoza y han llegado hasta la capital oscense en camiones. No ha resultado fácil conducirlos, ya que están acostumbrados a ir con las ovejas, no solos. Tampoco ayudaba la presencia de numerosos público a su paso.     

El rebaño iba custodiado por numerosos pastores con camisetas alusivas a la difícil convivencia con el oso y al lobo. José Luis Castell, de Arén, presidente de la Plataforma, ha lamentado que la administración no haga más por la supervivencia de la ganadería extensiva, ya que la actual situación, agravada por la presencia de los grandes mamíferos de fauna salvaje, aboca a muchas explotaciones a desaparecer. "Protegen más a las alimañas que a los ganados", ha lamentado.

Lo acompañaba su padre, Rosendo Castell. "Tenemos preocupación por los lobos, por los osos... y nadie nos apoya a la gente que queremos quedarnos en los pueblos". Cada vez los ganaderos se sientes menos respaldados, ha dicho este jubilado de 83 años, criticando las trabas legales que hay para todo, desde hacer fuego a cortar un árbol. "MI hijo tiene 11 pastores, un tractorista y se levanta a las 5 de la mañana para trabajar". 

200 chotos por las calles, homenaje a la trashumancia /9-6-19 / Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
El rebaño, por la calle Cabestany de Huesca.
Rafael Gobantes

En la misma idea insistió José Luis Castell. "Nos apoyan los sindicatos, pero las administraciones, para nada, al contrario. Ahora, Francia, después de que nos ha metido el marrón a los españoles, dice que no va a soltar más osos, pero el problema ya está aquí. No queremos dinero, queremos vivir tranquilos. Mis ovejas no tiene precio. A la gente le parece que solo pedimos dinero, pero solo queremos que nos dejen vivir", ha declarado al llegar con los chotos a la céntrica plaza de Navarra. Ha criticado que cada día haya más normativas y más burocracia, "tenemos más trabajo con los papeles que con los animales", y ha dicho que no quiere que sus hijos se dedique a la ganadería extensiva. "Ellos quieren continuar y yo les digo que no, que se dediquen a otra cosa. El relevo generacional es mínimo y tienen muy poco apoyo de las administraciones". 

En la marcha iba también Judith Ballarín, una joven de Altorricón, que hace la trashumancia a los valles de Merli y Barrabés, en la comarca de la Ribagorza. "Cada vez quedamos menos trashumantes y desaparecen más cabañeras. Tenemos que conservar esto", ha comentado. Lamenta que la ganadería extensiva esté "agonizando". "Peleamos por precios que no son dignos, contra la burocracia y además nos han metido osos y lobos, reintroducidos ilegalmente, y nosotros pagamos el pato". 

"Actos como estos recuerdan el papel de la ganadería extensiva, que además de producir alimentos tiene una función ambiental", ha comentado el exsecretario general de UAGA, José Manuel Penella, que estaba entre el público. Él ha destacado la curiosidad de que se haya traído a Huesca a los guías de los grandes rebaños. 

 

Hace un año, en estas mismas fechas, ya hubo una manifestación en Sariñena de la Plataforma contra el Lobo. La marcha, que recorrió las dos principales avenidas de la capital monegrina, estuvo encabezada por un grupo de machos caprinos, que aportaron vistosidad y singularidad al acto organizado. 

Etiquetas
Comentarios