Huesca

ayuntamiento de huesca

Huesca se prepara para el desembarco de 700 militares

El nuevo alcalde afronta el reto de adaptar Huesca a la llegada de la División Castillejos y concluir la reforma del área peatonal.

Edificio del cuartel de Sancho Ramírez, en Huesca, donde se instalarán 700 militares.
Javier Broto

Luis Felipe (PSOE) y Ana Alós (PP) ya saben lo que es gestionar una ciudad lastrada por la crisis y ambos pugnan por liderar lo que, a priori, se presenta como una nueva etapa de bonanza en Huesca. Ha llegado la hora de recoger los frutos que empiezan a caer con la incipiente recuperación de la actividad económica, el desembarco del cuartel general de la División Castillejos con 700 militares al año que viene y la implantación de nuevas empresas en la plataforma logística Plhus a medio plazo.

También reclaman para sí finalizar la transformación del centro urbano, que empezó el PP con la peatonalización del Coso y que ha continuado el PSOE con la renovación del paseo Ramón y Cajal. Ambos ejes urbanos y comerciales están sin terminar y continuarán en obras los próximos cuatro años, o al menos lo que queda de 2019 y el próximo. Los proyectos del primero solo tiene que actualizarse y licitarse y los del segundo, ya están encargados. La reforma de uno y otro han marcado un antes y un después en la imagen de la ciudad y gran parte de los 3,1 millones del superávit de las cuentas municipales de 2018 se va a destinar a avanzar en ambas actuaciones.

Felipe o Alós recibirán en el primer semestre de 2020 al cuartel general de la División Castillejos que se trasladará desde Madrid hasta Huesca devolviendo a la capital oscense al primer plano de la Defensa nacional. Se instalará con 700 militares en el cuartel Sancho Ramírez, donde se están haciendo obras de mejora y ampliación por 11,8 millones de euros. El cierre de este acuartelamiento, a finales de 2016 pero hecho público a principios de 2015, pasó factura a la alcaldesa del PP, que no pudo conseguir su segundo mandato.

A finales de 2017, el Gobierno de Rajoy anunció la reapertura. El desembarco del cuartel general se espera como un revulsivo para el desarrollo económico y social de Huesca por la llegada de nuevas familias que necesitarán vivienda, colegio y atención sanitaria, entre otros servicios.

El mandato 2019-2023 será asimismo el de la reurbanización del solar de la cárcel, cerca del cuartel. Aquí, además de un nuevo centro de salud, está prevista la construcción de 200 viviendas, que no se hará esperar porque el sector inmobiliario ha empezado a remontar.

En los próximos cuatro años es probable que empiece a edificarse en el polígono de harineras, otra gran operación urbanística en pleno centro. Y en otoño entrará en uso el vial que conectará la ciudad con la plataforma logística Plhus, pendiente desde su inauguración en 2009. Este polígono no se ha desarrollado al vertiginoso ritmo del de Fraga sino que ha sido un goteo de empresa, con traslados o ampliaciones de compañías que ya operaban en la ciudad. Y este es uno de los grandes retos, atraer empleo. En toco caso, el futuro se presenta positivo para el próximo Ayuntamiento.

Las cuestiones pendientes

El cuartel Sancho Ramírez de Huesca
1

Un lugar en el mapa de la Defensa

El Ministerio ya ha sacado a licitación este año 14 contratos por más de 7 millones de euros. El último, esta misma semana, por 1,4, para construir una guardería con 40 plazas para los hijos de los militares. El centro situará a Huesca en el mapa de la Defensa además de atraer nueva población.

Obras del paseo Ramón y Cajal en Huesca
2

Concluir la reforma del centro

La ciudad peatonalizó sus vías principales, pero en algunas, como el Coso Bajo, solo desaparecieron los coches, sin un proceso de reurbanización previo. Con el Coso conectarán los tramos también pendientes de otro de los principales ejes urbanos, el paseo de Ramón y Cajal, que solo se ha modernizado en una parte.

El programa europeo Edusi invertirá 10 millones de euros hasta 2023.
3

La plataforma logística debe crecer

A Plhus le ha costado arrancar, ya que solo se ha vendido una quinta parte de los 657.506 m² disponibles. Las últimas incorporaciones han sido una empresa de transportes, otras dos de hierros y montajes y algunos concesionarios de coches. La construcción de un vial con la ciudad podría ayudar al despegue.

Etiquetas
Comentarios