Huesca

medio ambiente 

Francia paraliza la reintroducción de osos y anuncia medidas para asustarlos si dan problemas

El Gobierno de Aragón ya protestó por la liberación de nuevos ejemplares cuando en otoño se soltó a dos hembras.

Imagen de la suelta de la osa Claverina en octubre pasado en el Pirineo francés.
Imagen de la suelta de la osa Claverina en octubre pasado en el Pirineo francés.
Heraldo

Mientras Francia lleva a cabo una consulta pública oficial sobre si hay que aplicar medidas para asustar a los osos problemáticos (con gritos, material pirotécnico, disparos al aire o balas de goma), el Gobierno de ese país ha anunciado que no introducirá más ejemplares en los Pirineos, a menos que alguno de los actuales ejemplares muera. El pasado mes de octubre liberó a dos hembras, cerca de la frontera con Aragón. El Gobierno autonómico protestó oficialmente porque la decisión se tomó unilateralmente, sin considerar las afecciones a territorios vecinos.

Una de las osas, Claverina, se ha mostrado especialmente depredadora, con siete ataques a rebaños en Navarra. Esta semana pasó al valle de Hecho y ahora se la sitúa otra vez allí, pero justo al lado de Linza (valle de Ansó). La otra, Sorita, ha perdido a sus dos cachorros, nacidos durante la hibernación, y está cerca de la zona donde se mueve el macho Neré. Un apareamiento aumentaría el censo de osos en la zona occidental, objetivo de Francia.

"En las condiciones actuales de la dinámica de población, no habrá más introducciones, salvo en caso de mortalidad, en particular en relación con una causa antropogénica", es decir con la intervención del hombre, anunciaron los ministros de Transición Ecológica y Agricultura, que el pasado jueves se dirigieron al prefecto de la región de Occitania, coordinador del macizo de los Pirineos, para anunciar las medidas propuestas en un hoja de ruta que pretende dar respuesta al malestar de los ganaderos.

Una de ellas pasa por mejorar la información a los pastores sobre la ubicación de los osos, que ya ha sido contestada por los ecologistas. Otras se refieren al desarrollo de las instalaciones de comunicación en los pastos de montaña, el aumento de las indemnizaciones por daños y de las ayudas para instalar vallados o la compra de perros pastores. Igualmente se menciona el establecimiento de dispositivos para asustar a los osos, allí donde haya especiales problemas de depredación, como ya ha solicitado Navarra ante el comportamiento de Claverina.

La tensión en Francia entre el Gobierno y los ganaderos es común en todos los territorios de los Pirineos, entre ellos Aragón. En su caso se ha evidenciado con el boicot de criadores y organizaciones ecologistas a una reunión prevista en Toulouse para hablar de la citada hoja de ruta. El respaldo a las medidas para ahuyentarlos y la consulta pública (hasta el 14 de junio) ha enfadado a los conservacionistas, contrarios también a facilitar la información a los pastores sobre la ubicación precisa de los osos por SMS. Por su parte, las acciones para alejar a los osos son, según los ganaderos, ineficaces. Lo que ellos quieren es una renuncia total a la política de reintroducción.

Etiquetas
Comentarios