Huesca

huesca

Alcaldes franceses piden prohibir las mercancías peligrosas por Somport, el principal paso fronterizo aragonés

La Asociación de Transportistas de Huesca critica duramente la propuesta y exige garantías a la UE.

El accidente mortal de un camión con mercancías peligrosas el pasado verano en la RN-134 encendió las alarmas de los vecinos del valle del Aspe.
El accidente mortal de un camión con mercancías peligrosas el pasado verano en la RN-134 encendió las alarmas de los vecinos del valle del Aspe.
F. Rebillard/Creloc

Los alcaldes de los primeros nueve municipios franceses que están en el valle del Aspe nada más cruzar el túnel del Somport han firmado esta semana un acuerdo para prohibir el paso de mercancías peligrosas por la carretera nacional RN-134. Esta norma promulgada por los ayuntamientos tiene que ser confirmada, no obstante, por el prefecto -equivalente al delegado del Gobierno- para que tenga efecto real sobre los camiones españoles que recorren esta ruta.

Los transportistas altoaragoneses critican duramente la propuesta y exigen garantías a la Unión Europea para que puedan seguir atravesando la vertiente francesa del Somport ya que no ven otra alternativa para cruzar la frontera porque el Portalet es "muchísimo peor" y por el túnel de Bielsa ya está prohibido el paso de mercancías peligrosas.

Fuentes de Creloc, la entidad homóloga de Crefco en Francia que lucha también por la Reapertura de la Línea ferroviaria Olorón-Canfranc, explica que con esta iniciativa, los alcaldes del Aspe empiezan una batalla que ya se libró en los Alpes. "Lo normal es que anule esta orden el prefecto, del que depende poner los paneles de prohibido el paso porque es una carretera nacional. Pero los ayuntamientos tienen el apoyo de los habitantes del valle. Y en los Alpes ya han ganado dos veces los vecinos su lucha contra el tráfico de la mercancías peligrosas", advierte Gerard López, vicepresidente de Creloc.

Los alcaldes de Urdos, Borce, Etsaut, Accous, Osse-en-Aspe, Sarrance, Lees-Athas, Bedous y Cette-Eygun se reunieron el pasado lunes y cerraron un acuerdo que llevaban varios meses preparando. Es una respuesta al accidente de un camión en agosto de 2018, que provocó la muerte del conductor, un jacetano de 45 años, y el vertido contaminante de su cisterna de clorito de sodio al río Gave d’Aspe.

"No sabemos si este acuerdo tendrá efecto, pero nosotros tenemos la voluntad de tomar una decisión significativa para el valle del Aspe", explicó la alcaldesa de Accous, Paule Berges, a La République des Pyrénées. «Tenemos que ser solidarios entre nosotros si se quiere preservar la seguridad de nuestros habitantes y nuestro medio ambiente», dijo Patrick Maunas, de Lées-Athas.

En el marco de esta movilización, desde el valle del Aspe ya organizaron el pasado 24 de mayo la simulación de un accidente de un camión de mercancías peligrosas en Sarrance impulsada por el colectivo ‘Stop camiones’.

Graves afecciones para Huesca

Para Fernando Callizo, presidente de la Asociación de Transporte de Mercancías de Huesca, la propuesta de estos nueve alcaldes franceses es "una auténtica barbaridad sin plantear una alternativa". Y avisó del grave perjuicio que supondría para las empresas de la provincia especialmente "porque la mayor parte del tráfico que circula por allí, aparte del cereal, es toda la producción química de las factorías de Sabiñánigo, que son mercancías peligrosas".

A su juicio, los alcaldes franceses deberían "preocuparse más" de exigir a su Gobierno que avance en la mejora de sus carreteras y en la construcción de variantes "que evitaría el paso de camiones y daría más seguridad vial".

Con todo, Callizo espera que el Gobierno de Aragón "reaccione" para que España a su vez reclame a Bruselas garantías "porque al final es una vía de transporte europea y lo coherente es que continúe el tráfico tal y como está".

Etiquetas
Comentarios