Despliega el menú
Huesca

fauna salvaje

Francia confirma la muerte de los dos oseznos de Sorita víctimas de la depredación de un macho

Eran los primeros nacidos en el Pirineo occidental desde hacía 15 años y una esperanza para la supervivencia de la especie en esta zona.

Sorita, justo tras ser capturada en Eslovenia para su traslado al Pirineo.
Sorita, justo tras ser capturada en Eslovenia para su traslado al Pirineo.
MTES

Las sospechas sobre el triste final de los dos oseznos nacidos en el Pirineo occidental el pasado invierno se han confirmado. Francia ha confirmado, a través de la Oficina Nacional de la Caza y la Fauna Salvaje (Oncfs), la desaparición de las dos crías, hijas de Sorita, una de las osas reintroducidas en octubre.   

El seguimiento diario de la hembra por parte de los agentes de campo de ese organismo lleva a considerar "la probable desaparición de sus dos cachorros", señala el comunicado emitido este miércoles. Son "muchos" los indicios recogidos en las últimas semanas que llevan a pensar que la osa soltada en la región francesa del Bearn, cerca de la frontera española, ya no es seguida por los dos pequeños, que según esas fuentes oficiales "han sido víctimas de la depredación de un oso macho".

Los dos cachorros, nacidos en la guarida de su madre, fueron vistos por primera vez el pasado 17 de abril por un agente. La noticia era esperanzadora para la supervivencia de la subpoblación que habita la zona occidental del Pirineo, formada solo por cuatro ejemplares, que deambulan entre Francia, Aragón y Navarra. 

Sorita y sus pequeños estaban siendo objeto de un seguimiento por parte de los servicios del Estado francés y de la Oncfs para garantizar la seguridad de los animales y de los usuarios de la montaña. El 1 de mayo, los agentes vieron las huellas dejadas por la madre y sus cachorros en la nieve, últimos indicios de presencia de los dos oseznos.

En los días posteriores, la hembra realizó desplazamientos muy largos, por zonas con fuerte desnivel y en poco tiempo. Estos movimientos, según los expertos, eran poco compatibles con las limitadas capacidades de dos cachorros de solo unos meses, circunstancia que encendió las alarmas. 

El seguimiento de campo reveló la presencia de otro oso cerca de donde se encontraba Sorita, un macho adulto que no ha sido identificado pero cuyas huellas fueron detectadas. Finalmente, el 8 de mayo, se observó a distancia a Sorita acompañada por él, sin indicios de la presencia de cachorros.

Estos elementos, ha explicado la Oficina Nacional de Caza y Fauna Salvaje, "permiten avanzar la hipótesis de la desaparición de los dos cachorros de Sorita, probablemente asesinados a principios de mayo por un oso macho presente en el mismo sector". Se están realizando investigaciones sobre el terreno para confirmarlo.

En los pirineos, tres de cada cuatro cachorros sobreviven a su primer año de existencia. Esta tasa de supervivencia es bastante elevada en comparación con otras regiones. Entre las causas de mortalidad frecuentes observadas en la naturaleza está la depredación por un oso macho, diferente del padre genético. Esos infanticios, que representan el 20% de los casos, provocan que la hembra vuelva a entrar en celo y así se abre la posibilidad de un nuevo apareamiento. 

Neré ronda a Claverina

No solo Sorita ha sido vista con un macho. Claverina, la otra osa liberada por Francia, y que el día 4 de junio fue detectada en el valle de Hecho, estuvo cerca de un bosque de hayas de Candanchú el día 29 de mayo, en la misma zona que Neré. Todo apunta a que el Gobierno francés podría conseguir el objetivo que se propuso con la suelta de la dos hembras: lograr nuevas reproducciones para afianza la población en el Pirineo occidental. Neré es el padre de Canelito, el último oso nacido en esta zona del macizo hace 15 años.    

Etiquetas
Comentarios