Huesca

huesca

Defensa licita otro paquete de obras por 2,3 millones para reabrir el cuartel de Huesca

En la última semana ha sacado a concurso 5 contratos. El mayor, de casi 1,3 millones, es de una nave de 1.000 metros cuadrados para el mantenimiento de 190 vehículos. El Ministerio ha invertido ya 6 millones este año.

/ / Foto: Rafa Gobantes
Las máquinas trabajan en la urbanización de la parcela de 8 hectáreas comprada y cedida por el Ayuntamiento de Huesca.
Rafael Gobantes

El Ministerio de Defensa sigue sin levantar el pie del acelerador para cumplir con sus plazos ya fijados de reabrir el próximo año el acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, cerrado a finales de 2016, como sede del cuartel general de la División Castillejos con 700 militares que empezarán a llegar en el primer trimestre del 2020.

Desde que arrancaron las primeras obras de rehabilitación el pasado mes de septiembre, ha habido una cascada de contratos. El último paquete se ha lanzado esta misma semana con cinco proyectos que suman una inversión de más de 2,3 millones de euros.

Con ellos, Defensa ya ha sacado a licitación en lo que va de año un total de 13 contratos por un valor de 6 millones de euros, lo que supone más de la mitad de la inversión global prevista por el Ministerio para hacer realidad la reapertura del acuartelamiento. Esos 11,8 millones de presupuesto total incluyen no solo los trabajos de acondicionamiento del cuartel, sino también las 8 hectáreas de terrenos que ha aportado el Ayuntamiento para ampliar las instalaciones (2,5 millones de euros financiados en su mayor parte por el Gobierno de Aragón), así como el mobiliario y el sistema de comunicaciones y de seguridad que se van a establecer.

Y es que la División Castillejos dispone de un batallón del cuartel general y otro de transmisiones, el centro de comunicaciones Cecom y la Unidad de Servicios de Acuartelamiento.

El contrato más importante que ha salido a concurso esta semana, de casi 1,3 millones de euros, irá para la construcción de una nueva nave de cerca de 1.000 metros cuadrados de superficie útil destinada al mantenimiento de los 191 vehículos ligeros y pesados que se trasladarán a Huesca entre camiones, motos, furgonetas, turismos, ambulancias e incluso autobuses. El plazo de ejecución es de 12 meses por lo que no estará operativa hasta el verano de 2020. Las instalaciones contarán con talleres, almacén de repuestos, zonas de lavado y pintura, oficinas y aseos.

Para completar los servicios para este numeroso parque móvil se ha licitado también la construcción de una gasolinera propia con cuatro surtidores con un precio inicial de 327.000 euros y un plazo de 6 meses.

Y al paquete de obras que se han licitado esta semana se suman la construcción de un cerramiento de la zona ampliada y la mejora del accesibilidad en la parcela que ha cedido el Ayuntamiento (494.525 euros y 5 meses de ejecución); la reforma de la residencia interior del cuartel para dotarla de siete habitaciones más (131.590 euros y 4 meses); y la dirección de ejecución y coordinación de seguridad y salud de los trabajos de rehabilitación de 12 viviendas en tres edificios del cuartel (63.525 euros y 12 meses).

Reformas en 28 viviendas

Precisamente la dotación de alojamientos en régimen de alquiler para los nuevos militares que llegarán destinados desde Madrid es una de las principales prioridades para el Ministerio. Por ello, aparte de acondicionar la residencia propia, ha invertido más de 3 millones de euros entre la reforma de 12 pisos y zonas comunes, que ya se han adjudicado en tres lotes diferentes por 1.455.065 euros y un año de plazo de ejecución a la empresa Tapias Rueda Construcciones y Servicios; y otras 36 viviendas más en dos bloques de la cercana calle de Miguel Fleta, que en su día llegaron a salir a subasta tras de quedar vacíos peo en las cuatro ocasiones nadie pujó por ellos. Esta última licitación asciende a 1.590.839 euros y 10 meses de plazo.

Además, el Ministerio ha sacado a concurso este año otros seis contratos de menor importe: la adecuación de los circuitos de fibra óptica (180.133 euros y 4 meses de plazo); el acondicionamiento de las instalaciones del Batallón II/1 (196.955 euros y 4 meses); la reparación de las filtraciones en las terrazas de tres edificios y la puesta en marcha de un centro de transformación (196.574 euros y 3 meses); la adaptación de almacenes de todas las unidades (128.740 euros y 4 meses); la instalación de un grupo electrógeno (71.897 euros y 2 meses); y la asistencia técnica de control de calidad y coordinación de seguridad y salud para obras realizadas en 2019, adjudicada a Ingeniería Zaro por 17.500 euros.

Atendiendo al plan de conciliación familiar que lleva a cabo el Ejército de Tierra, el Sancho Ramírez contará también un centro de educación Infantil con 42 plazas para hijos del personal destinado en este cuartel.

Etiquetas
Comentarios