Huesca

huesca

Una mujer, herida en un alud cerca del Aneto

La víctima, una barcelonesa de 22 años, estaba en el corredor Estasén formando parte de un grupo de cuatro personas. La avalancha la arrastró 200 metros.

Fotografía del lugar donde tuvo lugar el rescate de la esquiadora.
Fotografía del lugar donde tuvo lugar el rescate de la esquiadora.
Guardia Civil

Una esquiadora barcelonesa de 22 años resultó herida el lunes al ser alcanzada por un alud cerca del Aneto, en el término municipal de Benasque. El accidente ocurrió poco antes de las 15.00. La accidentada iba con otras tres personas que bajaban esquiando el corredor Luis Estasen. El grupo se vio involucrado en la avalancha, pero fue la mujer la que fue arrastrada unos 200 metros, lesionándose la zona lumbar.   

El corredor Estasén es una de las vías de escalada hacia el techo de los Pirineos y da nombre al primer montañero que realizó esta ascensión por la cara oeste, el escalador catalán Luis Estasen, junto a Josep Rovira en 1930. 

La herida participaba en un curso de técnico deportivo de alta montaña. Se ha metido en el corredor para bajar, y un compañero, al entrar después de ella, ha roto una placa. La mujer ha quedado semienterrada y la han sacado sus compañeros. Todos iban con dispositivo de rescate en avalanchas, pala, sonda, casco

Hasta el lugar se desplazó el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de Benasque, con el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061, localizando a la mujer. Según ha explicado este martes la Guardia Civil, el rescate se vio dificultado por la altitud. En un primer momento se dejó a uno de los socorristas en un resalte rocoso y para realizar el resto de la operación la aeronave tuvo que apoyar las puntas del patín sin referencias para los pilotos por la nieve.

Una vez reunido todo el equipo de socorro, los especialistas excavaron una plataforma en la pendiente de nieve para que el médico pudiera explorar a la accidentada, que presentaba contusiones en zona lumbar, hombro derecho y cadera con fuertes dolores. Se procedió a su inmovilización para acondicionarla en la camilla.

El helicóptero se desplazó hasta el refugio de la Renclusa a la espera de que la camilla fuera descendida mediante largos de cuerda por la fuerte pendiente de nieve hasta un lugar óptimo para la evacuación de la accidentada. A las 18.00, finalmente se consiguió trasladar a la accidentada hasta el hospital San Jorge de Huesca para pruebas diagnósticas y cuidados.

Se da la circunstancia de que pese a estar a las puertas del mes de junio, en los últimos días se han producido precipitaciones en forma de nieve en el Pirineo. De hecho en los refugios de Respomuso, Renclusa, Cap de Llauset -donde aún se conservan casi 50 cm- o Bachimaña también se han registrado este lunes débiles nevadas. Para el resto de semana sin embargo no se esperan más nieve, solo algunas lluvias.

El último accidente con un alud en el Pirineo se produjo el pasado 6 de abril. En aquel caso, un esquiador sepultado por una avalancha en una zona fuera de pistas en Candanchú salvór la vida gracias también a la rápida intervención de otros aficionados y del personal de la estación, que en unos minutos lograron sacarlo de debajo de la nieve.

El suceso se produjo sobre las 11.00 en la zona de la Rinconada. Fuentes de la estación informaron que el esquiador iba por fuera del itinerario trazado cuando provocó la avalancha con su propia huella. Personas que estaban cerca y vieron el suceso, junto con empleados del centro invernal, acudieron rápidamente en su ayuda. Según las mismas fuentes, cuando lo desenterraron tenía constantes vitales. Estuvo en observación en el centro médico y luego se procedió a darle el alta.

"El rescate duró solo unos minutos", comentó un testigo, que dijo que se trató de "una imprudencia", ya que el alud lo provocó la propia víctima y fuera de pistas. Además, había estado nevando toda la noche y había una buena capa de nieve reciente (hasta 30 cm en cotas altas). 

Etiquetas
Comentarios