Despliega el menú
Huesca

Suspendidas las clases en el IES San Alberto Magno de Sabiñánigo por la inundación del centro

La rotura de una tubería ha sido la causante. La idea es que mañana martes se puedan retomar las clases.

El Instituto de Educación Secundaria San Alberto Magno de Sabiñánigo se ha visto obligado a suspender las clases este lunes por la rotura de una tubería, que ha provocado la inundación de parte del edificio y algunos desperfectos. Las zonas más afectadas son el aula de informática y el laboratorio, pero hay más clases en las que este lunes se hacía imposible impartir clase. Se han habilitado algunos espacios para que los alumnos pudieran realizar algunos exámenes previstos para este lunes, y se han mantenido las actividades que había en el exterior. Ya se está trabajando en el arreglo de las tuberías y se hará todo lo posible para que mañana martes se retomen las clases.

La directora de este centro educativo, Pilar Álvarez, ha explicado que al llegar este lunes por la mañana al centro se han encontrado con la inundación. Y es que al parecer, ha estado saliendo agua todo el fin de semana lo que ha incrementado los desperfectos. Según han informado los fontaneros, ha sido el latiguillo del grifo de un lavabo de la segunda planta el que se ha roto. “Se ha inundado la segunda planta, ha caído el agua a la primera, ha estado goteando hasta la junta de dilatación y por ahí ha escurrido”, añade la directora. “La parte que ha quedado desde la junta de dilatación hasta el final del edificio ha estado más o menos seca, pero la otra han caído falsos techos alguna placa de corcho, encima de los ordenadores. Un destrozo general”, asegura. “Si esto hubiera ocurrido entre semana, nos hubiéramos dado cuenta antes y no hubiera sido tanto el destrozo”, apunta.

En esas condiciones “no podíamos dar clase”, por lo que se han puesto en contacto con el Servicio Provincial de Educación, que ha dado permiso para suspender las clases durante el día de este lunes.

Durante toda la mañana trabajan a destajo los fontaneros y electricistas, y también ha acudido hasta el instituto el arquitecto del servicio provincial de educación para que haga una evaluación del estado del edificio. La idea es que mañana martes se puedan retomar las clases. “Hay algunas aulas más perjudicadas, pero haremos todo lo posible para que mañana se puedan impartir las clases con toda la normalidad que podamos”, concluye Pilar Álvarez.

Etiquetas
Comentarios