Huesca

huesca

Rescatan heridas a una escaladora y dos barranquistas en apenas 3 horas

Las tres mujeres, de 25, 30 y 34 años, sufrieron lesiones por caídas. El rescate más complicado ocurrió en Murillo.

Las tres mujeres accidentadas este sábado han sido trasladadas al hospital San Jorge de Huesca.
Verónica Lacasa

La Guardia Civil tuvo que auxiliar a tres mujeres accidentadas en la montaña el pasado sábado. Los rescates se sucedieron en poco más de tres horas y en todos los casos fue necesaria la evacuación de las heridas al hospital San Jorge de Huesca.

El primer accidente ocurrió en San Julián de Banzo (Loporzano), donde una barranquista que se encontraba junto a un grupo guiado por una empresa de aventura, en las proximidades del inicio del barranco San Martín de la Val d’Onsera, tropezó y al apoyarse en un compañero se le salió el hombro derecho. La mujer, de 29 años, vecina de Zaragoza, sufría fuertes dolores, por lo que se activó inmediatamente a especialistas del equipo de rescate en montaña de Huesca y al médico del 061, que acudieron a la zona en un vehículo. El grupo estaba cerca del parquin y fue trasladado allí. El médico le hizo una primera atención y luego se la evacuó al hospital con una ambulancia.

Este aviso se dio a las 13.40, a través del 112, y a las 15.30 llegó el segundo, también por el percance de una barranquista, de 34 años y vecina de Burgos, que igualmente iba en un grupo guiado. El accidente ocurrió en el Mascún (Bierge). Haciendo un rápel en una pared, resbaló y se dio un fuerte golpe en la cadera que le impedía continuar.

En el rescate intervino la misma unidad de Huesca, en este caso con apoyo del helicóptero. La accidentada fue localizada en el fondo del barranco. Desde el helicóptero bajó un socorrista con una camilla y luego el médico, que tras una primera exploración decidió su evacuación.

El tercer aviso llegó poco más de una hora después, a las 17.10, también a través del 112. Una escaladora, vecina de Huesca, de 30 años, que se encontraba junto a dos personas más realizando la escalada a la vía Espolón del Gallego en peña Rueba (Murillo de Gallego), sufrió una luxación en el hombro derecho. No podía ir hacia arriba, pese a que estaba a unos 20 metros de la cima, ni bajar a causa del dolor.

El helicóptero llevó hasta allí a los socorristas y al médico. Según explicó la Guardia Civil, fue una maniobra arriesgada debido al fuerte viento, que desestabilizaba la aeronave y le impidió apoyarse en un principio. Tras varios intentos y gracias a la pericia de los pilotos, se logró llegar a la accidentada. Sin quitarse el especialista de la grúa se aseguró a la misma a la escaladora y ambos fueron izados. El médico le redujo la luxación y fue evacuada.

Etiquetas
Comentarios