Despliega el menú
Huesca

huesca

La radioterapia intraoperativa llega a Huesca y beneficiará a 50 mujeres al año

Las pacientes de cáncer de mama se ahorrarán los desplazamientos a Zaragoza para recibir entre 25 y 30 sesiones de radio. Barbastro será el último hospital aragonés en administrar este tratamiento a finales de mes.

El equipo de especialistas del San Jorge que realizó el martes la primera intervención de RIO.
El equipo de especialistas del San Jorge que realizó el martes la primera intervención de RIO.
Salud

Las mujeres de la provincia de Huesca que padezcan un cáncer de mama con una serie de condicionantes y que requieran tratamiento de radioterapia, ya no tendrán que desplazarse a Zaragoza para someterse a sesiones en el acelerador tras la intervención quirúrgica ya que podrá recibir la nueva técnica de Radioterapia Intraoperatoria (RIO) en el propio hospital San Jorge. Todo ello gracias a una compleja tecnología portátil que ya se implantó el pasado febrero en la provincia Teruel (Obispo Polanco y Alcañiz). Barbastro será el último hospital aragonés en recibirla a finales de mes.

La Asociación Española contra el Cáncer de Huesca había urgido al Salud la implantación en los hospitales altoaragoneses de este novedoso tratamiento por los beneficios que conllevaba para las pacientes. Aun así, sigue pidiendo un aparato de radioterapia convencional en la provincia.

El centro hospitalario oscense realizó el martes la primera intervención con este procedimiento a una mujer afectada por cáncer de mama. En la misma sesión quirúrgica se le extrajo el tumor y se le administró también la radioterapia evitando que tenga que regresar después para recibir sesiones en el acelerador. Este tratamiento permite que la paciente reciba en un día todo el tratamiento, pero, a su vez, libera los aceleradores para otros procesos tumorales, ya que la radioterapia es un tratamiento cada vez más demandado en esta área.

El jefe de Cirugía del San Jorge, Fernando Sarvisé, valoró muy positivamente la implantación de esta nueva técnica en Huesca. "Supone un adelanto muy importante porque evita en las pacientes subsidiarias de este tratamiento tener que desplazarse a Zaragoza para administrarse la radioterapia, que son un mínimo de entre 25 y 30 sesiones y que suponen una molestia", dijo.

Con todo, quiso remarcar que este clase de radioterapia no es para todo tipo de cánceres de mama, sino que tienen que ajustarse a unos parámetros específicos: que el tumor sea menor de 3 centímetros, que sean hormonodependientes y que las pacientes sean posmenopáusicas. "Pero aunque una de cada diez mujeres van a desarrollar a lo largo de su vida un cáncer de mama, el carcinoma ductal infiltrante durante la posmenopausia es el más frecuente", añadió. El resto de mujeres que no entren en el protocolo, seguirán viajando a Zaragoza a recibir las sesiones de radioterapia tradicionales.

Además, Sarvisé insistió en que es un tratamiento muy rápido que no alarga la intervención ya que la administración de la radioterapia dura apenas 10 minutos y se realiza mientras se esperan los análisis del ganglio centinela, que tardan unos 45 minutos.

Los hospitales de Huesca y de Barbastro compartirán el mismo equipo portátil manejado por especialistas en Oncología Radioterápica del Miguel Servet de Zaragoza, donde han atendido ya cerca de 400 casos. En el caso del San Jorge, por ejemplo, calculan que esta técnica podría beneficiar a unas 50 mujeres al año ya que está previsto que se realicen dos intervenciones al mes en cada una de las cuales se atenderían a dos mujeres. "Pero se irá adaptando a las necesidades que haya porque si hay que ampliar los tratamientos, se haría", afirmó.

El jefe de Cirugía recordó que en su día fue fundador de la Unidad de Mama "y entonces sí realizamos muchos esfuerzos para implantarla". Pero reconoció que en esta ocasión, ha sido un "empeño personal" del gerente del sector de Huesca y Barbastro, José Ignacio Castaño. "Y es una mejora muy importante", señaló.

Sarvisé recordó que en la Unidad de Patología Mamaria intervienen muchos especialistas: ginecólogos, oncólogos, radiólogos, radioterapeutas, rehabilitadores y cirujanos. Todos los casos se tratan en el Comité de Tumores, que se reúne los lunes, donde se analizan y deciden los tratamientos de forma colegiada.

Etiquetas
Comentarios