Huesca

elecciones autonómicas

Catorce listas pugnan por los 18 escaños de la provincia de Huesca en las Cortes

El reparto de los representantes del Alto Aragón en la cámara autonómica se decidirá entre nueve de las formaciones. 

Los cabezas de lista de nueve de las 14 candidaturas autonomómicas de la provincia de Huesca
Los cabezas de lista de nueve de las 14 candidaturas autonomómicas de la provincia de Huesca
Rafael Gobantes

El escenario político de Huesca vuelve a presentarse fragmentado en todos sus frentes. La variedad de partidos, coaliciones y confluencias a la que se han tenido que enfrentar los más de 172.000 electores hace tan solo tres semanas para elegir a sus representantes en el Congreso y el Senado se proyecta también en las candidaturas municipales y autonómicas.

En los comicios del 26 de mayo son 14 las formaciones con candidaturas proclamadas para las Cortes de Aragón en la provincia. Son muchas, pero menos que hace cuatro años, cuando fueron 16. En todo caso, son 18 los escaños que los altoaragoneses se disputan en el parlamento autonómico y nueve las propuestas con verdaderas opciones de conseguir representación, unas más que otras. 

Candidaturas como Escaños en Blanco, Federación de los Independientes de Aragón (FIA), Plataforma Ñ (PAÑ) y Movimiento Aragonés Social (MAS) están, a priori, más lejos de conseguir los votos necesarios para alcanzar las Cortes. Todo depende de la participación y del porcentaje que se establezca, pero debido al número de habitantes de la provincia parece difícil que puedan ser más de cinco las formaciones que consigan sentarse en el hemiciclo autonómico.

Hace cuatro años, el PSOE obtuvo la mayoría de escaños provinciales, con 6 representantes. Los socialistas vuelven a ir sobre seguro y no han realizado grandes cambios en su candidatura, salvo la inclusión de Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial, que ocupa un puesto de salida en sustitución de Antonio Cosculluela, que será senador. Con este movimiento, al frente de la institución provincial quedaría Elisa Sancho. Fernando Sabés, diputado desde 2015, encabeza la lista.

La renovación ha sido importante en la propuesta del PP, de la cual han salido Roberto Bermúdez de Castro (que ha dejado la política), María José Ferrando, Ricardo Oliván y Fernando González. Los cambios obedecen a la decisión de potenciar la presencia del territorio, ya que era habitual que los representantes de la capital coparan los primeros puestos para las Cortes. La candidatura provincial está liderada por José Antonio Lagüens, presidente del PP en el Alto Aragón desde 2017 y alcalde Graus que va ganando peso político. Carmen Susín se coloca como número dos y Antonio Romero va en puesto 3. En 2015, los populares consiguieron cinco escaños y ahora esperan remontar los malos resultados obtenidos en las elecciones generales del 28 A.

Erika Sanz, del bloque crítico lidera la candidatura de Podemos al parlamento autonómico en Huesca, seguida por Marta de Santos. Hace cuatro años, la formación morada se hizo con cuatro diputados. Los tres primeros, aunque en diferentes lugares, vuelven a ser los mismos.

El PAR repite jugada con Jesús Guerrero al frente de la lista autonómica. Fruto de la profunda renovación del partido aragonesista se ha quedado fuera Lucía Guillén. También CHA renueva la apuesta con Joaquín Palacín, que en 2015 no obtuvo escaño pero fue nombrado director general de Vertebración del Territorio, la consejería del presidente del partido, José Luis Soro.

Ciudadanos ha fichado a una empresaria independiente para encabezar su candidatura por Huesca tras la salida de Jesús Sanso, que estaba claro que no repetiría. Jara Bernués conseguirá el escaño que el parado naranja obtuvo en 2015, pero los resultados podrían mejorar y arrebatar un diputado al PAR.

Totalmente novedosas son las listas de Izquierda Unida, tras el descalabro del partido en la provincia de Huesca con salidas tan sonadas como la de Miguel Aso. Daniel Isábal toma el relevo para tratar de recuperar la representación perdida hace cuatro años.

La quiniela se completa con Vox y Alto Aragón en Común. Los primeros no tienen resultados comparativos porque se estrenan en los comicios autonómicos. La candidatura altoaragonesa está encabezada por David Arranz. Los segundos, nacidos en 2015 siguiendo la estela de las iniciativas municipalistas que conquistaron ayuntamientos importantes en todo el país, no han encontrado con quién confluir en el bloque de las izquierdas. Juan Rodríguez es el número uno de la lista. 

Además de estas nueve candidaturas con posibilidades, está Pacma, el Partido Animalista que ya presentó candidatura hace cuatro años. Solo consiguió 608 votos (0.55 %) pero quedó por delante de UPyD y de Equo. Pere Castell es su candidato.   

Etiquetas
Comentarios