Huesca

Patrimonio

Los voluntarios recogen tres sacos de basura y 17 de maleza en Montearagón

Alrededor de treinta personas participan en la jornada convocada por la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón y el Ayuntamiento de Quicena para limpiar el recinto del monumento románico. 

El castillo ya está preparado para recibir a los visitantes que el 2 de junio se acercarán hasta el monumento del siglo XI para celebrar el Día de Montearagón y a los turistas que durante el verano subirán la colina para conocer la fortaleza románica, incluida en el programa de visitas guiadas Puertas Abiertas de la Comarca Hoya de Huesca. Alrededor de treinta personas, de todas las edades, se han sumado este domingo a la jornada de limpieza convocada por la Asociación Amigos de Montearagón y el Ayuntamiento de Quicena, donde está enclavado el recinto. 

En total, se han llenado tres sacos de basura y 17 sacas con una capacidad de un metro cúbico de broza y maleza.  Después del trabajo, el Ayuntamiento ha invitado a los participantes a un aperitivo y gran parte de los voluntarios se ha quedado para disfrutar de una  comida campestre de bota y alforja. 

La jornada de limpieza en el castillo se lleva a cabo cada año antes de la celebración del Día de Montearagón, pero en esta ocasión ha tenido un significado especial, ya que hace poco más de un mes el monumento fue objeto de una ataque vandálico en forma de pintadas. El Ayuntamiento de Quicena formuló la consiguiente denuncia ante la Guardia Civil, en su nombre y en representación del Instituto del Patrimonio Cultural de España , dada la existencia del convenio de gestión parcial vigente.

Días después, tres menores fueron identificados como supuestos autores de las pintadas y puestos a disposición de la Fiscalía.  Ahora, el Instituto está estudiando técnicamente la mejor forma de limpiarlas. Ha garantizado su eliminación, pero no ha concretado cuándo acometerá la limpieza de los grafitis porque esta se llevará a cabo durante las obras de consolidación y rehabilitación del recinto, cuyo coste se estima en 1,3 millones de euros y que no se han licitado.

Fuentes del IPCE, que depende del Ministerio de Cultura y Deportes, han señalado que todavía no se ha establecido el calendario de la intervención. No obstante, han explicado que en estos momentos se está analizando el material con el que se realizaron las pintadas. Al mismo tiempo, se evalúan cuáles pueden ser las técnicas más adecuadas para su eliminación.

Desde el Instituto de Patrimonio Cultural también han indicado que los técnicos estudian qué fase de las obras será la más idónea para llevar a cabo esta limpieza. La principal dificultad está en las características de la piedra del castillo , que es arenisca y, por tanto, muy porosa.

Etiquetas
Comentarios